Edición Cero

Si bien en su cuenta pública el presidente Sebastián Piñera abordó diversos temas, su enfoque estuvo puesto en la reactivación económica post pandemia, y... Claudio Nash, DD.HH y cuenta pública: “No solo hay una omisión, sino una toma de posiciones por una apuesta autoritaria”

Si bien en su cuenta pública el presidente Sebastián Piñera abordó diversos temas, su enfoque estuvo puesto en la reactivación económica post pandemia, y dejó de lado anuncios sobre diversos temas no menos importantes, entre ellos los derechos humanos, un ámbito que fue poco y nada mencionado por el Mandatario en su discurso de más de una hora.

En opinión del coordinador de la cátedra de Derechos Humanos de la Universidad de Chile, Claudio Nash, esta materia fue la gran ausente en la cuenta pública.

“Mi impresión es que en la cuenta el Presidente quedó en deuda con los temas de derechos humanos particularmente, esto es en un contexto en que Chile ha vivido tal vez la mayor crisis en el tema desde el retorno a la democracia y, además, en medio de una pandemia que le ha costado la vida a miles de chilenos. En ese contexto, que el Presidente haya omitido los temas de fondo en materia de derechos humanos es muy grave”.

A juicio de Nash, considerando que en las cuentas públicas los mandatarios no solo dan cuenta de lo realizado, sino que también proyectan ejes de Gobierno para los meses que vienen, se habría esperado que el Presidente anunciara una agenda robusta sobre la protección de los derechos humanos.

“Lo que uno hubiese esperado en derechos humanos es, por una parte, una referencia explícita a las víctimas de las violaciones. Una petición formal de perdón habría sido muy importante para reestablecer las confianzas y proyectar hacia adelante una nueva política. Uno hubiese esperado aquí anuncios en torno, por ejemplo, a la creación de una Comisión de Verdad, Justicia y Reparación, que se hubiese anunciado una política de reparaciones por parte del Estado de Chile, pero sobre todo que hubiese habido anuncios concretos sobre cómo se va a garantizar que estas violaciones no vuelvan a ocurrir en el futuro”, comentó.

“Se hubiese esperado una agenda de derechos humanos muy potente que fuera proporcional al daño que ha ocasionado el actuar de agentes del Estado los últimos 6 a 7 meses”, añadió.

Respecto de cómo se puede interpretar que el Mandatario no haya hecho dichas menciones, a juicio del académico de la cátedra de DD.HH de la Universidad de Chile, el Gobierno tiene clara la magnitud de las violaciones de derechos humanos y también su responsabilidad. Sin embargo, “el punto es que los nombramientos políticos los días previos y la cuenta misma envían un mensaje de una apuesta muy fuerte por esta regresión autoritaria que venimos denunciando desde hace meses: un conjunto de leyes, de actos administrativos, de nombramientos, todos destinados a poder perfeccionar por parte del Ejecutivo la respuesta represiva frente a las movilizaciones ciudadanas”.

“Aquí no solo hay una omisión por parte del Ejecutivo, sino que lo que hay es una toma de posiciones por esta apuesta autoritaria y regresiva en materia de derechos humanos. Creo que eso es lo más preocupante”.

Respecto del rol que ha tenido el nuevo ministro del Interior, Víctor Pérez, el académico indicó que los últimos nombramientos muestran que Sebastián Piñera optó por recurrir a políticos con experiencia, que no necesariamente son de su entorno de confianza.

“Son políticos que representan las visiones más duras al interior de la derecha. En ese sentido, poner a Víctor Pérez en Interior, a Allamand en Relaciones Exteriores, mantener a Larraín en Justicia y Derechos Humanos son rostros que todo el mundo asocia a la dictadura, y Víctor Pérez me parece que es un muy buen representante de esa apuesta autoritaria por parte del Gobierno. Es alguien que históricamente ha trivializado las violaciones de derechos humanos en la dictadura, negó las violaciones de derechos humanos post 18 de octubre”.

En tanto, sobre las acusaciones de organizaciones de familiares de víctimas de la dictadura civil-militar que dan cuenta de que el nuevo secretario de Estado tendría relación con Colonia Dignidad, Claudio Nash señaló que debe ser un tema que se aclare por parte del jefe de la cartera de Interior.

“Va a tener que dar explicaciones por esta información que ha surgido sobre la cercanía que tendría con el enclave de Colonia Dignidad. Todos sabemos que Colonia Dignidad ha podido perdurar desde los 60 hasta hoy por una red de apoyo en la política y la económica de este país y todo apunta a que Víctor Pérez sería parte de esos grupos cercanos a Colonia Dignidad y, por lo tanto, él tiene que dar explicaciones de eso”, comentó.

Por otra parte, Nash abordó otras acciones del nuevo ministro: “Además sus declaraciones en el tema mapuche van en la línea de seguir militarizando el conflicto, plantearlo en términos de una solución policial a un problema que es mucho más complejo que el tema policial. Por lo tanto uno no ve que ese sea el camino adecuado, pero claramente es por el que optó el Presidente con el nombramiento de Víctor Pérez en Interior”, finalizó el académico de la Universidad de Chile.

FUENTE: RADIO UCHILE

No hay comentarios.

Sea la primera persona en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *