Edición Cero

Una declaración pública, donde se expone desde una mirada crítica, la situación sobre contagios por Covid-19 en Tarapacá, afectando a Niños, Niñas y Adolescentes... Denuncian grave situación ante el COVID, que afecta a niños, niñas y adolescentes en Tarapacá

Una declaración pública, donde se expone desde una mirada crítica, la situación sobre contagios por Covid-19 en Tarapacá, afectando a Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), denunciaron cinco organizaciones, incluyendo al Colegio de Profesores. “Esta pandemia ha puesto en evidencia las falencias del sistema, sus irregularidades y vacíos. Reflexionar sobre los índices de contagios de niños y niñas en la región, supone un análisis que atienda en su conjunto a esta realidad”, señalan.

El documento, además del Colegio de Profesores,  lo suscriben la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación en Tarapacá, Sindicato de Profesores, Colectiva de Profesoras y Estudiantas de Pedagogía Feministas de Tarapacá y AMPRO.

LOS CUESTIONAMIENTOS

  1. Según los informes entregados por el MINSAL, hasta el 09 de Julio había un total de 26.300 niños, niñas y adolescentes (NNA) entre 0-19 años contagiados con COVID-19 en el país. Ahora bien, a nivel local, el último índice registrado por el Gobierno regional de Tarapacá, corresponde al 20 de junio y las cifras de contagio ascienden a 441 NNA entre 0-19 años. Por lo tanto, en base a los índices mencionados anteriormente, podemos concluir que  pese a que el Ministro Mañalich declaró que  fue un error el cierre de los colegios, las cifras demuestran lo contrario. Afirmamos que ésta fue una medida necesaria en cuanto a la responsabilidad del MINEDUC para prevenir el contagio de NNA.

Además, frente a los protocolos de retorno seguro emanados desde el MINEDUC, consideramos que es un accionar que acentúa la incertidumbre y el estrés en la comunidad escolar, puesto que aún no existen fechas definidas de cuándo será este supuesto retorno. Esperamos que esta insistencia del Gobierno por recuperar la normalidad, no sea una causal de nuevos contagios que expongan a la ciudadanía.

  1. Desconocemos si desde el Ministerio de Salud y especialmente desde el Ministerio de Educación, existen protocolos claros que permitan ir en apoyo a los niños, niñas y adolescentes que se encuentran con Covid-19 y a sus familias, considerando que esta enfermedad ha tenido consecuencias muy duras para las poblaciones más desposeídas del país. Así, creemos que una vez más, se demuestra la ineficiencia del Gobierno para entablar canales de comunicación efectivos entre el Ministerio y las escuelas.
  1. El cierre de los colegios, como medida para prevenir la transmisión, ha obligado a todo un sistema a idear nuevas formas para que NNA continúen con sus estudios. Profesores, profesoras y trabajadores de la educación, aun sabiendo que la educación a distancia no reemplaza a la presencial, han modificado todo un sistema de trabajo, dando respuesta oportuna tanto a las necesidades académicas, como especialmente, a la estabilidad y contención emocional de sus estudiantes. Estas nuevas formas de aprender, nuevamente dejan al descubierto la inequidad en el acceso y calidad de la educación, y la gran brecha digital (acceso a las tecnologías y conectividad a internet) de los sectores más pobres de la población, considerando que 3 de cada 10 NNA experimenta algún tipo de pobreza en Chile (radio UChile).

En este mismo punto, y desde una mirada local, queremos hacer presente la realidad que han debido afrontar  docentes, trabajadores y trabajadoras como los de Colchane, quienes han sido obligados a asistir a sus establecimientos educacionales a cumplir labores, aun estando cerradas las escuelas. Esta situación demuestra que existen irregularidades de las cuales las autoridades no se están haciendo cargo y lo que es más preocupante, propiciando contagios y exponiendo innecesariamente a los y las trabajadoras de la educación.

Considerando todos los datos abordados en los puntos anteriores, enfatizamos la urgencia y necesidad de que el Gobierno garantice la equidad en el acceso a la educación para NNA, promoviendo la articulación de los diferentes agentes y factores que inciden en las comunidades escolares. Es necesario que las medidas que sean adoptadas, evidencien una coordinación entre los actores y actrices de las comunidades educativas y que además, se hagan cargo de las variadas realidades sociales, contextuales y características territoriales que definen a cada zona de nuestro país y así, trabajar para disminuir la brecha educacional que hoy se ha acentuado.

En nuestra región de Tarapacá, esta crisis sanitaria ha afectado a les estudiantes de las clases más pobres y de escuelas más vulnerables, ya que en su mayoría encontramos padres y madres cesantes, con trabajos informales o en situación migratoria compleja.  En síntesis, continuar implementado soluciones estandarizadas, no solamente es un error frente a la diversidad que caracteriza a nuestra sociedad, sino que además, propicia y mantiene las profundas brechas de desigualdad que se han hecho más visibles con esta pandemia.