Edición Cero

Cuarenta y ocho ciudadanos bolivianos, que desde el refugio  habilitado por la Municipalidad en la Piscina Alcalde Godoy; luego trasladados por la autoridad de... Bolivianos que dejan residencias sanitarias  o esperan el alta, al borde del colapso. No tienen donde quedarse

Cuarenta y ocho ciudadanos bolivianos, que desde el refugio  habilitado por la Municipalidad en la Piscina Alcalde Godoy; luego trasladados por la autoridad de salud a las residencias sanitarias, están al borde del colapso. Tres de ellos ya fueron dados de alta -mientras sus compatriotas están a la espera-, no saben dónde pasar los próximos 3 días, cuando ya todos puedan salir rumbo a su país.

Otro problema es que el Cónsul de Bolivia en Iquique, pese a haberse comprometido con aporalos, no se presentó a las residencias ni responde los llamados telefónico. “Estamos en la más completa incertidumbre. Primero porque vamos saliendo y no sabemos donde ir. Nosotros somos ciudadanos en situación de calle, no tenemos casa ni alojamiento. Pero además el Cónsul no se preocupa por nosotros”.

Ante esa actitud de la autoridad de su país, llamaron a las autoridades locales para que los ubiquen en algún lugar seguro en estos días, a la espera que todos sus conciudadanos sean dados de alta de las Residencias Sanitarias. “Tenemos nosotros, en forma directa, un bus que nos trasladará a la frontera. Nos tendrán que dejar cruzar y pasar a nuestro país, porque cumplimos con tener un PCR negativo”, señaló el líder.

 

 

 

.