Edición Cero

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, salió a cuestionar el plan de desconfinamientos que empezó a anunciar el Ministro de Salud, Enrique Paris y... Alcalde Sharp a Paris: “No se enoje Ministro.Tenemos razones de sobra para dudar del gobierno y de cómo ha manejado esta crisis”

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, salió a cuestionar el plan de desconfinamientos que empezó a anunciar el Ministro de Salud, Enrique Paris y que se espera que en esta jornada de domingo, formalice el mismo Presidente Piñera. En la previa y tras la reunión que tuvo el secretario de Estado, el edil porteño respondió a Paris mediante una misiva, que se difunde en redes sociales.

Se trata del un Plan para iniciar el proceso de desconfinamiento, denominado “Paso a Paso”, el cual el alcalde cuestiona. A su vez, recibió la crítica del Ministro por su reacción. “Parece que no vio la presentación, porque el documento dice claramente que está sujeto a cambios”, señala Paris, apelando a la idea que no es un plan cerrado, sino que puede incorporar aportes.

Precisamente, el alcalde Sharp no cree, respondiendo a través de una carta abierta:

 

No se enoje Ministro.

Tenemos razones de sobra para dudar del gobierno y de cómo ha manejado esta crisis.

Es positivo que haya existido una reunión amplia con los municipios, pero sabrá usted que llega 4 meses tarde. Con mucha atención e interés participé en toda la reunión que realizaron el viernes. Lo escuché atentamente, también a sus subsecretarios en la exposición inicial. Luego en el trabajo en grupos, junto a otros alcaldes y alcaldesas, hicimos nuestras propuestas.

Pero no nos diga que no tiene un plan armado para bajar las cuarentenas y desconfinar, porque lo tiene y muy bien armando. El viernes presentaron un plan que tiene un nombre (Paso a Paso), cinco etapas, objetivos, acciones y decisiones concretas ya tomadas. De hecho mañana domingo, según algunas versiones de prensa, usted expondría este plan al país.

Cómo lo dijimos muchos y muchas ese día, el problema de fondo es que su plan no se hace cargo de la desigualdad territorial y social que existe entre barrios y ciudades de nuestro país. Construye desde una realidad que no es la de la mayoría, cuestión que realmente nunca lo han entendido. ¿Sabrá que el presupuesto de la comuna de Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, Providencia al año por persona es aproximadamente de $1.100.000 y el de Valparaíso, Renca, La Pintana o Recoleta con suerte promedia los $260.000 y que por tanto hay ciudades que podrán prepararse mejor que otras para este desconfinamiento?

¿Sabrá usted, estimado ministro, que 9 de cada 10 hogares en Valparaíso están inscritos en algún registro social y que existe hoy un alto desempleo y que su gobierno se ha opuesto con gran fuerza a la ley que impide el corto de suministros básicos por no pago, a la entrega de un apoyo económico en vez de cajas de alimentos, al retiro del 10% de nuestro fondos de pensiones? ¿Habrá visto el plan hacia la clase media que en la práctica no fue más que deuda? ¿Entiende el gobierno que cualquier plan sanitario de vuelta a la normalidad debe contar con medidas sociales y económicas que enfrente el hambre, el desempleo y el endeudamiento?

Su plan, al menos tal cual fue presentado el viernes, no viene con recursos adicionales y atribuciones para las ciudades. ¿Sabrá que luego de haberse anunciado hace casi un mes y medio recién comenzaron a llegar a los consultorios los recursos que prometieron para realizar trazabilidad o que luego de 4 meses los profesionales de la salud de la atención primaria siguen sin poder emitir licencias médicas a los contagiados por Covid-19?

Queremos colaborar. Porque queremos que muchos puedan volver a trabajar. Queremos que los niños y niñas no sigan encerrados en sus casas y que los mayores puedan volver a pasear por la calle sin problemas. Queremos que la gente vuelva a realizar deporte, recrearse y encontrarse con sus cercanos. Queremos recuperar lo que el coronavirus nos privó.

Pero a su vez no queremos más de lo mismo. No queremos más injusticias y trato diferenciado. Queremos que la gente de Valparaíso tenga los mismos derecho, las mismas oportunidades, el mismo trato, las mismas posibilidades, los mismos recursos, la misma calidad de vida de aquellos que viven los mejores barrios de este país.

No es capricho, es justicia.