Edición Cero

Gonzalo Oñate Rojas.– En el marco de la decisión de Cancillería de trasladar a 652 ciudadanos bolivianos de Providencia a Iquique, luego de que acamparan... CORE Zambra cuestiona forma cómo gobierno central decidió traslado de ciudadanos bolivianos, aunque señala que “lo que más necesitamos como humanidad, es solidaridad”

Gonzalo Oñate Rojas.– En el marco de la decisión de Cancillería de trasladar a 652 ciudadanos bolivianos de Providencia a Iquique, luego de que acamparan en las afueras de la embajada de bolivia esperando ser repatriados, el Consejero Regional de Tarapacá, Pablo Zambra se refirió a la determinación del organismo, las condiciones sanitarias y de seguridad en las que están las personas, e hizo un llamado a la empatía “aquí no estamos hablando de números, ni de cosas materiales, hablamos de vidas”, afirmó.

En efecto, la polémica determinación de Cancillería se decidió sin que las autoridades regionales estuvieran enteradas, lo que llevó hasta incluso que el intendente, Miguel Ángel Quezada, saliera a rechazar la decisión. Por otro lado, la Municipalidad de Iquique salió con fuerza contra el centralismo y brindó infraestructura para albergar a las personas que llegaban no sólo desde la embajada, sino que también desde otras regiones.

Por su parte, el Consejero Regional, Pablo Zambra, además militante de Izquierda Libertaria, criticó la forma en que el gobierno tomó la decisión “en tiempos de crisis, podemos darnos cuenta que cuando se toman decisiones en las regiones sin tener ni una mínima noción de la realidad local, se cometen errores, caemos en la improvisación, y con esto se pone seriamente en peligro de, en este caso, tanto la vida de los tarapaqueños, como de las personas que fueron trasladadas. Hoy el gobierno decide autoritariamente, velando irresponsablemente por los intereses de Providencia por sobre Tarapacá”

“Luego de enterarnos que dentro del grupo que llegó a albergar a Iquique, 22 estaban contagiados por COVID 19, contagiado, probablemente, a muchos de los que compartieron el mismo espacio con ellos. No se aplicó ningún protocolo de cuarentena preventiva antes del traslado. Esto habría ayudando significativamente a aislar los contagiados y tomar determinaciones a altura de un gobierno que quiere proteger a las personas”, continuó Zambra.

Zambra también tuvo palabras para la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez.  “Tanto el gobierno boliviano, que no fue erigido por ningún proceso democrático, como el gobierno chileno, son responsables de no asegurar la dignidad ni velar por los derechos humanos de los hermanos bolivianos. Aquí no estamos hablando de números, ni de cosas materiales, hablamos de vidas. Hoy lo que más necesitamos como humanidad, es la solidaridad.”