Edición Cero

Junto con señalar que  “las medidas adoptadas por el gobierno siguen evidenciando que su única prioridad es el resguardo de los intereses económicos, por... ANEF alza la voz y rechaza llamado a “normalizar” situación en el país. Se pone en riesgo salud y la vida de los trabajadores

Junto con señalar que  “las medidas adoptadas por el gobierno siguen evidenciando que su única prioridad es el resguardo de los intereses económicos, por sobre la protección de la salud y la vida de los chileno”, los dirigentes señalaron que no están de acuerdo con el llamado a “normalizar” la actividad del país, porque el costo de ello lo asumirán los trabajadores, poniendo en riesgo su salud y su vida.

La declaración surgió luego que el Directorio Nacional de la ANEF informara sobre la reunión con el director de la DIPRES, Matías Acevedo, y el director del Servicio Civil, Alejandro Weber, donde señalaron que “ante la crisis sanitaria y sus consecuencias Chile necesita un Estado fuerte, activo y coordinado”

Principalmente la Anef se opone al intento de normalizar las actividades, lo que definen como “una actitud criminal” por cómo afectará las medidas de distanciamiento social y cuarentena. Se indica en la declaración pública:

“Las autoridades de gobierno, se hacen eco de estas exigencias, aun cuando la realidad muestra una improvisación y una falta de planificación de cómo enfrentar la pandemia. Es clara la falta de lineamientos y bajada de la información a nivel asistencial, se manipula la información epidemiológica, para respaldar estos discursos e, incapaces de autocrítica alguna, intentan responsabilizar de la falta de respuesta política y de planificación de las funciones del Estado, a los/as trabajadores/as y a las medidas de trabajo remoto temporal que una parte de ellos/as han asumido para seguir cumplimiento la función”.

Y van más allá: “Se trata de una irresponsabilidad criminal. Nuestro país se encuentra ad portas de iniciar el período invernal, con el consiguiente incremento de enfermedades respiratorias, lo que los salubristas han indicado, incrementa el riesgo de contagio y agravará la letalidad del COVID-19. La evidencia internacional al respecto es clara, incluso en países que mantienen Sistemas de Salud Pública mucho más sólidos y financiados que el nuestro. Italia, por ejemplo, decretó cuarentena total cuando llevaba 9.000 contagios detectados con una población que alcanza los 60 millones y fracción, España cuando alcanzó los 4.200, y Reino Unido a los 6.600 casos. Ayer 16 de abril, Chile superó los 8.807 casos confirmados, las cifras debieran hablar por sí mismas”.

“Lamentamos que el gobierno persista en una línea de acción que se subordina a los intereses y a la voluntad de un
sector del gran empresariado, y que se intente usar a los/as funcionarios/as públicos/as como punta de lanza del
proceso de “normalización” que demandan. Tenemos la convicción que si existe lección primordial de este período, es
que los derechos laborales y sociales no pueden ser sacrificados, por ningún factor económico. Gran parte de las
inseguridades que las mayorías del país viven hoy, se deben a un modelo de desarrollo que postergó estos derechos y
particularmente la garantía de Trabajo Decente como factor de cohesión y seguridad de la sociedad”, indica más adelante”.

El tema lo continuarán teniendo a la vista en una mesa bipartida conformada por la ANEF, el Gobierno.