Edición Cero

Anyelina Rojas V.- En una reñida última sesión de pleno del actual Consejo Regional y en medio de fuertes discusiones, se aprobó la compra... En votación empatada a 7 y dirimida a favor por el Presidente del CORE, se aprobó compra y restauración de edifico histórico, Cárcel de Pisagua

Anyelina Rojas V.- En una reñida última sesión de pleno del actual Consejo Regional y en medio de fuertes discusiones, se aprobó la compra y restauración del viejo inmueble cárcel de Pisagua, declarado patrimonio histórico nacional y que ahora podrá ser rescatado como Sitio de Memoria y DDDHH. La votación dio  un empate  a 7, por lo que le correspondió dirimir al Presidente del CORE, Luis Carvajal, quien se inclinó por apoyar el proyecto, logrando el octavo voto favorable.

Los Consejeros Regionales Iván Pérez Valencia, Espártago Ferrari, Felipe Rojas e Isidoro Saavedra, presentaron sus argumentos contrarios a aprobar el anhelado proyecto para las organizaciones de DDHH. Principalmente, se refirieron a temas administrativos señalando que se requería de más tiempo para el análisis. En esta misma postura se sumaron José Lagos y Lautaro Lobos. Este último consejero, sólo a favor de la compra de la cárcel, pero que los  trabajo, consolidación, restauración del edificio y todos los aspectos museológicos, se debatieran en el próximo CORE. También concurrieron con su voto en contra Jorge Zavala.

A favor del proyecto se definieron Haroldo Quinteros, presidente de la Comisión de Cultura y Patrimonio. Además, Patricia Pérez, José Miguel Carvajal, Sergio Asserella, Rubén Berríos, Gladys Matus y Luis Carvajal. Este último consejero, en calidad de Presidente del CORE y habiendo llegado a un empate, votó a favor de la compra del histórico inmueble, que sirvió como lugar de reclusión política y tortura.

Cuando terminó la sesión, los consejeros que se opusieron a la compra del inmueble, mostraron su disconformidad y siguieron su discusión. Iván Pérez Valencia, al ser requerida su opinión, dijo que hablará después, donde corresponda.

APOYO AL PROYECTO

Con la cautela que lo caracteriza, el Presidente del CORE señaló que las dos posturas tenían sus legítimas razones y que incluso él mismo tuvo dudas, pero optó por aprobar el proyecto, para dejar un claro precedente. “Tenemos segura la compra del inmueble y después podrán venir otras posibilidades”, precisó”.

“Me costó tomar la decisión, pero insisto que dejamos un precedente en la historia de Tarapacá, con esta decisión”, reafirmó Carvajal.

Haroldo Quinteros, Presidente de la Comisión de Cultura, sacó a colación su propia condición de ex prisionero político en Pisagua. De hecho, es de público conocimiento que él, estuvo condenado a fusilamiento y logró zafarse de ese destino.

José Miguel Carvajal, un arduo defensor del proyecto, señaló que “esto es muy significativo, no sólo para Pisagua, sino que también para la comuna de Huara a la que pertenezco, para la Región y el país”, remarcado que el proyecto es pasado, presente y futuro.

“Un presente de gente que hoy día quiere desarrollar actividades turísticas, de puesta en valor de la localidad y de un futuro porque es un ejemplo para resguardar otros sitios patrimoniales”.

Dijo que será tarea del nuevo intendente, imprimir la celeridad que el proyecto requiere.

Patricia Pérez expresó su gran satisfacción,  porque Pisagua “representa un tema educacional, histórico, de derechos humanos… en fin, de rescate de nuestro patrimonio. Estamos hablando de Pisagua, un puerto de gran importancia en la época pre hispánica; estamos hablando de una infraestructura que es un monumento histórico y que como estado tenemos que hacernos cargos”.

CORPORACIÓN DE DDHH

Si bien fue iniciativa de la Intendenta Claudia Rojas, asumir la tarea para la compra del proyecto y presentarlo, la idea  es una vieja aspiración de las organizaciones de derechos humanos. Precisamente, la Corporación de DDHH y Sitios de memoria, CODEHSIMET, que preside Luis Caroca, ha trabajado en el tema durante los dos últimos años.

Esto ha implicado levantar información in situ, preparar informes y evaluaciones técnicas preliminares, mesas de trabajo y un sinfín de iniciativas, que ya dio sus primeros frutos, con esta aprobación. Ya hay estudios preliminares multidisciplinarios, arquitectónicos, arqueológicos, antropológicos, históricos, etc.

Luis Caroca, que siendo un joven dirigente socialista estuvo en Pisagua, señaló que se siente muy feliz del resultado logrado. “Después de más de 40 años, el Estado chileno recupera algo que le correspondía, y que le era propio. Ahora que se aprobó la compra, para recuperar la cárcel de Pisagua, estamos contentos, pero esto es el principio. Necesitaremos aunar fuerzas y voluntades, para transformar este recinto de dolor en Sitio de Memoria, pero también impactar en el pueblo de Pisagua, para transformarla y generar un dinamismo en la economía regional”, concluyó el dirigente.

 

Los comentarios están cerrados.