Edición Cero

El especialista Sebastián Valenzuela Psicólogo de la ACHS entrega simples y prácticas recomendaciones para los padres que trabajan y que sus hijos e hijas se... Cómo compatibilizar su trabajo con las vacaciones de invierno de sus hijos(as)

niños jiEl especialista Sebastián Valenzuela Psicólogo de la ACHS entrega simples y prácticas recomendaciones para los padres que trabajan y que sus hijos e hijas se aprontan a salir de vacaciones puedan de vivir este tiempo sin stress y disfrutar de la mejor manera junto a ellos.

Se acercan las vacaciones de invierno y lo que para muchos es un esperado acontecimiento, para otros se trata de un motivo de tensión y stress.  Las familias donde ambos padres trabajan son las que mayormente enfrentan esta preocupación, pues están ausentes durante el día.

Sebastián Valenzuela, coordinador nacional del Departamento Psicosocial de la Asociación Chilena de Seguridad, aseguró que, en distintas encuestas realizadas por el Family and Work Institute, se plantea que un gran número de personas cambiaría algunas compensaciones y beneficios por flexibilidad para poder reconciliar la vida laboral, familiar y personal.

Este tema familiar también influye en la productividad laboral, porque uno de los factores de riesgo psicosocial en el trabajo es lo que se conoce como “doble presencia”, que afecta principalmente a las mujeres, que están frecuentemente preocupadas por asuntos del hogar al mismo tiempo que de asuntos laborales, lo que muchas veces interfiere en la realización del trabajo.

Agregó que, para los niños, el mundo laboral de los padres está lleno de fantasías y dudas por lo que es beneficioso para ellos verlos desenvolviéndose en el día a día, pasando tiempo de calidad ya no sólo en el ámbito doméstico, lo que amplía su perspectiva.

El especialista detalla  algunas gestiones personales que le ayudarán a sobrellevar el período de las vacaciones de forma airosa:

Lo primero que se debe tener en cuenta es que es un buen momento para que los niños descansen y dejen de lado la rutina diaria, sin embargo esto no quiere decir que el niño esté todo el día acostado viendo televisión o jugando videojuegos. Lo mejor es generar una agenda de actividades motivantes para los niños en donde utilicen la imaginación, se diviertan y descansen del horario escolar. Actividades como pintar, crear canciones, hacer una banda de rock con utensilios de cocina, inventar cuentos, etc.

Las actividades creativas son las que se deben propiciar en vacaciones de invierno. Para esto se debe limitar los horarios en que están expuestos a la televisión y videojuegos. En el caso de que los dos padres trabajen pueden dejarle los materiales en la mañana para que realicen la actividad cuando ellos deseen en el día.

Es ideal que los padres no continúen con el ritmo de trabajo cotidiano y que en puedan generar actividades luego de la jornada laboral, donde se involucre al niño y actividades recreativas, donde el niño deba utilizar su imaginación, por ejemplo cocinar algo diferente, disfrazarse, hacer una obra de títeres, etc. No es necesario gastar mucho dinero y el tiempo que se pase con los niños es crucial.

Los padres que trabajan deben dejar de lado la culpa por hacer lo que tienen que hacer para proveer a su familia. Se recomienda fijarse expectativas razonables o compartir la carga con otros padres (dividiéndose los días de actividades entre las familias de amigos de los hijos, por ejemplo).