Edición Cero

Prensa/ Con la presentación de informes médicos, sicológicos y sociales respecto a la motivación terapéutica en el uso de marihuana de mantenía su representado,... Cambian medida cautelar de tráfico por consumo terapéutico en imputado que portaba 1 kilo de marihuana

defensoera barbara chandiaPrensa/ Con la presentación de informes médicos, sicológicos y sociales respecto a la motivación terapéutica en el uso de marihuana de mantenía su representado, la defensora penal pública Bárbara Chandía logró que el Tribunal de Garantía dictaminara el cambio de medidas cautelares al imputado por tráfico, quien fue sorprendido portando casi un kilo de esa droga.

La tesis que se impuso es que comerciante iquiqueño al padecer de artrosis severa en su cadera, mitiga sus dolores con infusiones de esa yerba.

EL CASO

Ismael F.Q., quien estaba en prisión preventiva desde el 17 de septiembre del año pasado pasó ahora a cumplir arresto domiciliario nocturno mientras dure el periodo de investigación, que termina el próximo 18 de enero. El imputado fue sorprendido a una cuadra de su casa con 970 gramos de la yerba, ocasión en que no se atendió a sus explicaciones de que era para su exclusivo consumo personal. Pero ya en noviembre pasado, al revisar por sus medidas cautelares, el juez Mauricio Chía accedió a cambiarlas luego de conocer los aspectos sanitarios del caso, pero la apelación del Ministerio Público logró revertir esa decisión.

Esta vez, el juez de Garantía Carlos Contreras acogió los argumentos de la defensora penal pública Bárbara Chandía, quien reiteró que su representado “sufre fuertes dolores a causa de su artrosis y los medicamentos que se le suministran ya no le calman, por lo que optó probar con el vegetal, la que consumía en infusiones, a modo de té, que tomaba regularmente”. La abogada aclaró una vez más que, cuando lo sorprendieron portando casi un kilo de la sustancia, el imputado explicó que la adquiría en esa cantidad para no tener que proveerse demasiadas veces, en la tranquilidad de saber que era para su exclusivo uso personal motivado por sus dolencias.

En esta audiencia de revisión de medidas cautelares quedó mencionado el criterio de aceptar esta tenencia de los 970 gramos como dedicada sólo al uso personal, atendidas las características del caso, y por lo tanto poder aceptarse que configurara sólo una falta.

Ismael F.Q. es un comerciante de 30 años, quien tuvo hace 4 años un grave accidente que le afectó la cadera, que derivó en una artrosis severa tratada con analgésicos, según certificó la doctora encargada de la Unidad de Salud del Complejo Penitenciario de Alto Hospicio, en donde permanecía detenido. Para enfrentar a fondo esta lesión está en la espera que el Servicio de Salud le programe la implantación de una prótesis de titanio.

“Estoy muy contenta por este resultado porque claramente era el caso de una persona que buscaba aliviarse de una dolencia y no de traficar”, expone Bárbara Chandía, quien resalta también que su representado siempre ha mantenido el apoyo de su familia. “En la misma audiencia estuvieron presentes su madre, padre y dos hermanos”, agregó.