Edición Cero

Comunicado/ En el marco del Primer Seminario Internacional de Integración Social: Exclusión y Drogas, realizado en la ciudad de Valdivia y con la presencia... Acciones de integración social deben respetar a particularidades de quienes sufren problemática de drogas

seminarioComunicado/ En el marco del Primer Seminario Internacional de Integración Social: Exclusión y Drogas, realizado en la ciudad de Valdivia y con la presencia de más de 400 personas provenientes de diversos países como Chile, Uruguay, Argentina, Perú, Bolivia, Brasil, Estados Unidos, y Colombia, el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol de Tarapacá, encabezado por su Director Regional, Christián Zaines Correa, adhirió a la Declaración de Valdivia sobre Integración Social.

Se trata de un documento sistematizado de esta experiencia, firmado por las instituciones participantes, fruto del trabajo conjunto del mundo público con la académica y privados, para desarrollar estrategias que permitan entregar una mejor calidad de vida a la ciudadanía, en el que queda de manifiesto que “las acciones de integración social deben respetar a su vez las particularidades de quienes sufren la problemática de las drogas, integrando en la diversidad y no por asimilación”.

 El Director Regional manifestó que “la firma de esta declaración nos motiva a reafirmar el compromiso de seguir trabajando desde nuestra instituciones y ámbitos profesionales, por fortalecer y enriquecer los enfoques, estrategias e instrumentos aplicados a los procesos de integración social y drogas, buscando impulsar una coordinación más efectiva entre organismos locales, regionales, nacionales, internacionales y organizaciones de la sociedad civil”.

 La iniciativa fue organizada en la Región de Los Ríos por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), la Universidad Austral de Chile y la Fundación Chilena por la Infancia, sus Derechos y su Futuro, Tierra de Esperanza, en la apertura, realizada en el Teatro Lord Cochrane de Valdivia, Lidia Amarales, directora nacional de SENDA,  señaló que “los esfuerzos deben estar orientados al trabajo conjunto. El desafío en la política pública es poner el énfasis en la integración social para dar una respuesta desde ese enfoque también a los adolescentes en consumo problemático de drogas”.

 Asimismo, el embajador Paul Simons, secretario ejecutivo del CICAD de la OEA, puso atención en lo que está sucediendo en América Latina “las tendencias son preocupantes en el patrón de consumo en el hemisferio. La edad de inicio ha bajado y la percepción del riesgo también”. De esta forma, enfatizó que “el consumidor es una persona con derechos humanos y hay que tratarlo de esa forma, no sólo como consumidor de sustancia”.

 Los expositores provenientes de Chile, Uruguay, Brasil, Argentina, Colombia , Espaňa y Perú han podido compartir sus experiencias con la audiencia, destacando la importancia que tienen estos espacios como punto de encuentro a la mirada global acerca de la integración social.

 En este ámbito, Karina Zuchel, coordinadora nacional del área técnica de Fundación Tierra de Esperanza, manifestó a modo de reflexión: “lo primero es indicar la relación exclusión – consumo de drogas. Qué  va primero, ¿exclusión y luego consumo?, o ¿consumo y luego exclusión?. No es posible hacer un análisis simple y lineal, sino que se debe agregar complejidad a la reflexión para luego despejar las mejores opciones para su abordaje; por ejemplo, su vinculación con el respeto de los derechos humanos”.

 El seminario contó en la jornada inaugural con las exposiciones del secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad), el embajador Paul Simons, Hugo Cohen (Argentina), Alfonso Ramírez de Arellano (España), Pedro Paulo Gastalho de Bicalho (Brasil) y Telmo Mota Ronzani (Brasil).

El Director Regional de SENDA Tarapacá, señaló que “lo aprendido y compartido en esta actividad, será muy importante en nuestro trabajo y, especialmente, en la elaboración de la Estrategia Nacional de Drogas y Alcohol”.

Asimismo, la autoridad regional señaló que “El consumo de sustancias psicoactivas podría considerarse  una consecuencia o una causa de la exclusión social, no sólo porque puede provocar el deterioro de las condiciones de vida, sino porque los procesos de marginación social suelen constituir un elemento determinante para el consumo de drogas”.

En este entorno, el abuso y dependencia de drogas son solamente una de las posibles puertas de entrada a la exclusión social en los contextos de sufrimiento social, psicológico, físico y cultural, a que las personas se exponen, y está interconectada con otros fenómenos inherentes a los entornos de exclusión, aseveró Zaines.

Dicho escenario supone el desafío de profundizar la línea de trabajo en materia de integración y hace necesario un trabajo profundo de reflexión sobre la realidad de la integración social y su relación con el fenómeno de las drogas, sobre sus bases conceptuales, modelos y buenas prácticas que orienten la construcción de respuestas adecuadas, manifestó el Director Regional.