Edición Cero

Hace sólo unos días que el acalde Jorge Soria se sumó oficialmente a la campaña de Michelle Bachelet. Y su presencia se hizo evidente... El “sello Soria” marcó presencia de candidata Bachelet en Iquique

soria bacheletHace sólo unos días que el acalde Jorge Soria se sumó oficialmente a la campaña de Michelle Bachelet. Y su presencia se hizo evidente durante la visita de la candidata a Iquique, ya que  llenó de banderas la calle O Higgins, por donde bajó la comitiva oficial desde Alto Hospicio;  y aportó con un gran número de sus adherentes al acto masivo realizado en el Hotel Gavina. Soria, para el reparo de algunos de sus ahora aliados, y el beneplácito de otros, que le reconocen indiscutido liderazgo,  tomó franco protagonismo en la jornada de campaña.

La llegada al Hotel Gavina de Michelle Bachelet, fue difícil, ya que sus adherentes, figuras públicas, ex autoridades, ex funcionarios públicos del gobierno anterior, colaboradores y adherentes, se chocaban y empujaban con los periodistas, que intentaban cumplir con el punto de prensa, que ya, tenía, una locación definida, pero que finalmente, ante una situación sobrepasada, nunca se produjo.

El encuentro con los periodistas, si iba a producir luego que Bachelet recibiera un saludo artístico, con el típico baile de la diablada, lo que se frustró, al igual que el encuentro con los periodistas, ante la gran cantidad de personas que empujaban a la candidata de un lado a otro.

Soria hizo inútiles esfuerzos para que pudiera presenciar el baile típico y luego, seguir la conversación con los periodistas. Finalmente la encargada del Comando en Iquique, tomó posición junto a la candidata para enfilar hacia el próximo punto del programa. Sorteando esta verdadera muralla humana, el equipo encargado de la seguridad, logró que  Bachelet ingresara al escenario montado al interior del Hotel Gavina, donde ya la esperaba un buen número de adherentes. Y afuero muchos se quedaron con la esperanza de tener una foto junto a la xandidata.

Soria, en tanto, no lograba disimular su entusiasmo con la candidatura de la ex presidenta y recibía el saludo de sus adherentes, que lo felicitaban por sumarse a la campaña.

Ya en el interior del recinto, comenzó el acto. la candidata se sentó en el escenario acompañada por figuras del quehacer local. El senador Fulvio Rossi, el diputado Gutiérrez, los consejeros regionales Hernán Saavedra y Jorge Julio, los concejales Mauricio Soria y Pedro Cisternas, entre otros; además de representantes de partidos y agrupaciones.

Danisa Astudillo fue la encargada de abrir el evento. Hizo un recuento de la historia de Iquique y la región, se refirió al trabajo durante estas semanas de campaña y entregó oficialmente el respaldo a la candidatura de Bachelet.

Luego intervino Jorge Soria, que, indudablemente, habló de los corredores bioceánicos, de la integración y del futuro de Iquique. En su saludo, que se prolongó por un buen rato, se veía alegre y risueño, fue planteando los principales desafíos para la ciudad, concluyendo él mismo, con una consigan en pro de la candidata y avivando a al audiencia a gritar con él, por Bachelet.

Fue a tal punto el entusiasmo de Soria, que incluso, cuando la propia candidata presentaba su discurso y abordó el tema de la salud, tomó el micrófono para plantearle a  lo urgente que era avanzar en este tema.

Hicieron notar su presencia estudiantes de Medicina de la Universidad del Mar, quienes a viva voz hicieron sentir a Bachelet su malestar por la situación académica que enfrenta y que les impide terminar sus estudios. “Queremos ser médicos como usted”, le gritaron desde abajo, mostrando carteles de protestas y logrando la aprobación del público y de la misma candidata.

Vecinos y pobladores le hicieron ver también, el malestar por los temas de salud y las largas espera que deben cumplir para acceder a los tratamientos. También portaban carteles e interlocutaron fuera de programa con la candidata, quien acogió sus críticas.

Durante todo el acto, Bachelet hizo galas de una buena cuota de humor, que generó que el encuentro se llevara de una manera distendida y relajada.

La jornada se prolongó hasta pasadas las 19.30 horas. Y tal como entró, con serias dificultades, logró salir por una puerta lateral, desde el sector de la piscina del Hotel Gavina. Sus adherentes volvieron al ataque en el intento de ser inmortalizados en una fotografía junto a quien, aseguraban, sería la próxima presidenta de Chile.

Los comentarios están cerrados.