Edición Cero

Abraham Sanhueza López, Director de Teatro, Gestor Cultural y Dramaturgo  El 11 de mayo, como homenaje al natalicio del fallecido director de teatro Andrés Pérez, celebramos... Es hora señores… despierten ¡Vamos a celebrar el Día del Teatro!

abraham okAbraham Sanhueza López, Director de Teatro, Gestor Cultural y Dramaturgo 

El 11 de mayo, como homenaje al natalicio del fallecido director de teatro Andrés Pérez, celebramos el Día Nacional del Teatro. Su objetivo es facilitar la integración de la ciudadanía a la disciplina en los ámbitos de formación, difusión y participación, Andrés Pérez un maestro que “va a ser siempre una figura inspiradora, especialmente de la vocación del teatro y de su naturaleza de conquistar nuevos espacios, sobretodo espacios públicos, y de hacer un teatro cercano a la gente, un teatro que tenga por misión la generación de audiencias, formación de público y el desarrollo de distintas estéticas y lenguajes”.

Dentro de este contexto diversas agrupaciones de teatro local, han organizado algunos eventos independientes y otros bajo el alero del Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Tarapacá.

En lo personal, más allá de la memorable enseñanza y legado que nos ha dejado el gran maestro Andrés Pérez, veo la fecha, además, como una oportunidad para reencontrarnos entre nosotros mismos, que día a día, viviendo en la misma ciudad, en la misma región, cada quien trabaja sumergido en sus proyectos individuales, donde el compartir con colegas está casi extinto, son pocas las oportunidades que tenemos para intercambiar opiniones y decir a nuestra sociedad, a nuestra comuna, “aquí estamos, seguimos vigentes, seguimos haciendo lo que nos gusta”, a pesar de todas las adversidades a la que nos vemos expuestos por un sistema muchas veces frío, que insiste en llevarnos hacia una industrialización cultural que claramente en la región no funciona.

Es bueno, de vez en cuando, detenernos y saber qué pasa con nuestros pares, que pasa entre nosotros, cuándo podremos darnos un tiempo para dialogar sobre la realidad que enfrentamos como artistas, ante una ciudad que parece culturalmente dormida, una ciudad que no es capaz de resolver temas de fondos como la falta de espacios no sólo para realizar presentaciones de obras u/o espectáculos de cualquier estilo, sino que además, está la gran disyunta de falta de salas para que los diversos grupos artísticos puedan hacer sus ensayos.

Por otra parte vemos con alarmante preocupación que los pocos centros culturales existentes en la ciudad, particularmente en Iquique, muchas veces quedan bajo administraciones que pecan de ignorantes por no saber o desconocer cómo funciona el aparato artístico – cultural, que no tienen idea de cuáles son las necesidades técnicas y logísticas reales que conllevan la presentación de una obra en un espacio cultural determinado y debemos estar supeditados a una administración pública que se rige por un horario establecido y si uno necesita estar más tiempo, que generalmente es así, para preparar las cosas (Pre- producción) antes de una función, nos encontramos con comentarios como:

” Lo siento yo trabajo hasta las cinco” o “Sigan solos porque al personal técnico no le pagan horas extras, pueden seguir ensayando pero sin hacer uso de las luces y los equipos de música”, por ejemplo… y debemos quedarnos callados y aceptar que el sistema es así y dejarnos como diría un buen chileno “a la suerte de la olla”… ósea que el espectáculo salga como salga.

Cosas como estas es la que muchos hemos debido enfrentar desde hace mucho tiempo en esta, nuestra querida ciudad y, lo digo con conocimiento de causa, por algo llevo más de treinta años sumergido en el mundo artístico y cultural, con una labor de gestión no menor que todos conocen.

Reconozco los tremendos esfuerzos que se hacen desde el Consejo de la Cultura Regional (Tarapacá) por promover la actividad cultural y particularmente desde el Gobierno Regional a través de los Srs. CORES quienes han velado por la mantención y respeto al 2% de Cultura, ya que este fondo cada año se ha ido incrementando lo que ha permitido la ejecución de una infinidad de proyectos socio- artísticos – culturales, algunos de alto impacto.

Pero así como reconozco el accionar de estos, también soy critico en señalar que Iquique, necesita con urgencia de un mega-centro cultural, se necesita de un gran espacio cultural que cuente con salas ad-hoc que permitan la realización de cursos, de preparación y ensayos de obras de teatro, danza o de cualquier disciplina ligada a las artes escénicas, de galeria para exposiciones y mini salas de teatro para mantener obras en cartelera y un centro de eventos con capacidad para 3000 o más personas, para albergar los grandes eventos que gestores culturales independientes o institucionalizados, realizan en forma anual en la ciudad, como: festivales internacionales de teatro o danza, encuentro de colectividades extranjeras, encuentros folclóricos, las tunas, carnavales andinos y otros, etc.

Iquique es una de las ciudades más ricas del país, se aprueban proyectos millonarios para restauraciones de patrimonios culturales, sin desmerecer estos aportes al rescate de nuestro patrimonio, por supuesto… Nos preguntamos, ¿Por qué no escuchamos en los Srs. De la Política Regional, Autoridades de Gobierno, Autoridades Comunales o quienes tienen el poder de asignar recursos… un alzamiento en la voz diciendo “ES HORA DE QUE IQUIQUE TENGA UN MEGACENTRO CULTURAL COMO CORRESPONDE”… llevamos mucho, pero mucho tiempo esperando por esto… y por ello yo les digo y creo estar expresando el sentir de muchos colegas y de la sociedad iquiqueña en general, “Despierten… pongan de una buena vez en la tabla de discusiones en el CORE, CONSEJO DE LA CULTURA O MUNICIPALIDAD, esta necesidad, así como también, que se le dé curso a la Corporación Cultural que los Srs. CORES, aprobaron hace años y por falta de voluntad de los intendentes, incluyendo nuestra actual intendenta, no se le ha dado curso”… “Despierten, háganlo y serán bien valorados y aplaudidos, ténganlo por seguro”.

Por ultimo, hago un llamado a los colegas artistas, representantes de todas las disciplinas, para que nos unamos en esta causa y solicitemos a las autoridades pronunciarse sobre este y otros temas de relevancia para nuestro quehacer, pero debemos unirnos y hacer presión, ya que si no lo hacemos seguiremos viviendo en la postergación de nuestros sueños, seguiremos siendo la ultima de las prioridades en el escaño social. Si queremos cambios reales que nos permitan un desarrollo más justo en nuestra actividad debemos unirnos en una sola causa.

Ojala que este sentir no se lo lleve el viento y provoque la reacción de nuestras autoridades y de una buena vez se busquen mecanismos concretos para resolver los temas que por años han afligido el accionar de los artistas y gestores culturales de nuestra región y de nuestra ciudad.

Feliz Día del Teatro a Todos… unidos por siempre.

 

Los comentarios están cerrados.