Edición Cero

Juan Pablo Ortuño N. / Consejero Regional de Tarapacá Al fin. Tuvimos que esperar casi cuatro años para verlo. Reconozco que cuando vi la nota en... El Diputado Gutiérrez, lo logró

Ortuño COLUMNAJuan Pablo Ortuño N. / Consejero Regional de Tarapacá

Al fin. Tuvimos que esperar casi cuatro años para verlo. Reconozco que cuando vi la nota en prensa y sobre todo la foto, me conmovió, casi se me asoma una lágrima. Todo el gabinete de la región, paraditos, bien solemnes detrás de su jefa. Me refiero a la conferencia de prensa liderada por la intendenta Ebensperger (UDI) con todo el Gabinete Regional de Tarapacá, detrás de ella. El motivo no era otro que repudiar el tuit del diputado Gutiérrez (PC) donde trata de idiota al presidente Piñera.

La intendenta y su gabinete, en forma unida, monolítica, con fuerza y sentimiento hicieron sentir su voz fuerte y clara de repudio a las palabras de Gutiérrez. Muy bien por la intendenta que mostró un liderazgo a toda prueba. Esta actitud, este liderazgo, este rasgar vestiduras, esta indignación es la que esperábamos muchos en Tarapacá,… pero por la región!!!  No sólo por defender al jefe.

Esta indignación esperábamos todos por los niveles de arsénico que tiene el agua en Tarapacá, única región en Chile por sobre la norma nacional. Pero nada, al día de hoy nada.

Esta indignación esperábamos todos los iquiqueños cuando el directorio de ZOFRISA, no reinvierte ningún peso de las utilidades de Zofri en la región y sólo se limita a estrujar el sistema perdiendo todo sentido original de palanca de desarrollo regional.

Esta indignación esperamos cuando la construcción del Centro Oncológico de Iquique es aplazado y tramitado, en forma indefinida.

Esta indignación esperábamos todos los iquiqueños por la promesa no cumplida de Piñera de tener un nuevo estadio.

Esta indignación esperábamos cuando el ministro de cultura anuncia la restauración del teatro municipal y todo ha sido otro engaño electoral.

Esta indignación esperan los habitantes de Alto Hospicio que les prometieron un hospital y ven que una vez más les han mentido.

Esta indignación esperaban las comunidades de la Quebrada de Tarapacá con las autoridades regionales que aprobaron en forma unánime la instalación de la Compañía minera Paguanta y que ellos lograron detener en la Corte Suprema.

Esta indignación es la que esperan los hospicianos, cuando viven entre socavones y nadie hace nada.

Esta indignación es la que esperan todos los tarapaqueños cuando se promete “se les acabó la fiesta a los delincuentes” y en Tarapacá la delincuencia, más allá de los discursos, es cada día mayor.

Esta indignación se traspasa a todos cuando vemos por “primera vez”en toda esta administración que la Intendenta lidera y moviliza al gabinete, y todos juntos se juegan por un solo objetivo: “defender el honor mancillado del jefe”. Nunca antes había existido la misma puesta en escena, la misma convicción, el mismo liderazgo cuando se trató de temas locales y demandas regionales …

Bueno… Gutiérrez lo logró.

Los comentarios están cerrados.