Edición Cero

Cambio 21/ Por María Kovacz.- Uno de los principales blancos de la ministra del Trabajo han sido los diputados y diputadas de la oposición a... Ministra Matthei y un penoso record de altercados, polémicas y groserías

matthei 2Cambio 21/ Por María Kovacz.- Uno de los principales blancos de la ministra del Trabajo han sido los diputados y diputadas de la oposición a quienes incluso los ha insultado y calificados de “huevones de mierda” en pleno hemiciclo. Lea la larga historia de conflictos de la ministra que incluyen al propio Sebastián Piñera cuando grabó una conversación teléfonica privada que dio públicamente a través del empresario Ricardo Claro

La vida política de Evelyn Matthei ha estado plagada de polémicas. Y desde que asumió el ministerio del Trabajo ni ha hecho más que atacar a los propios dirigentes y a los parlamentarios. Y si bien algunos pensaban que sólo el mal trato iba dirigido a los de la oposición, su diálogo plagado de groserias con la diputada Marta Isasi (ex UDI) dejó claro que todos forman parte del grupo que Matthei puede atacar.

La secretaria de Estado participó en una cita en la capital de la Region de Tarapacá con funcionarios que laboraban a honorarios en la Universidad del Mar, sometida a un proceso de cierre.

Y en medio de la conversación surgió el diálogo: “Qué tiene que ver esa huevada”, le espetó con alta voz la titular del Trabajo, e Isasi le contestó: “qué te has imaginado de venir a hablarme así, rota de mierda”. “Eres una ignorante”, le retrucó Matthei.

Aunque en la derecha hay otro episodio. En un programa de TVN transmitido en horario para menores, dijo que los candidatos a la presidencia de la derecha “no debieran ser una cosa cuadradita, perfectita. Si no el huevón no va a sacar ningún voto”.

Pero eso no es todo. En octubre pasado perdió el control en el parlamento y trató de “huevones de mierda” a los diputados y diputadas de la concertación que le criticaron la falta de fiscalización de la Dirección del Trabajo.

Cuando no aprobaron el Presupuesto 2013 para su cartera dijo que la Concertación tiene una forma “asquerosa de hacer política.” Ante la lluvia de críticas a sus declaraciones siguió atacando. Estaba “indignada”, porque se trataba de una “gran irresponsabilidad “, y agregó: “lo que hoy día hicieron fue una brutalidad. Si esto se revierte o no, no deja de ser una brutalidad”.

Además está una pelea que protagonizó en el 2010 contra Guido Girardi. Esto luego que el senador PPD criticara al ministro de Salud, Jaime Mañalaich, por el manejo de la campaña de vacunación contra el neumococo. la entonces senadora dijo que “se hace muy difícil trabajar con un senador que se ha transformado en el payaso de la medicina”.

Una historia constante

Para la diputada PPD, Ximena Vidal “es lamentable la acción de la ministra”, agregando que también le parece lamentable “que el gobierno le quite importancia a la forma en que Matthei de relacionarse, no solo con los diputados sino con todo el mundo”.

“Hemos sido testigos de cómo ha maltratado a los trabajadores, y aquí sin duda hay un tema de mayor envergadura que tiene que ver con la forma. O sea ella no puede referirse más de dos veces en el parlamento y a garabato limpio a los diputados”, manifestó la legisladora.

En diálogo con Cambio21 agregó que “no es correcto que el ministro del Interior, Andrés Chadwick le reste importancia a este hecho con la diputada Isasi porque fue a “puertas cerradas”, ha habido otros momentos que lo ha hecho públicamente el maltrato, y por eso merece medidas especiales de disciplina”.

Por último Vidal dijo que “me parece vergonzoso y espero que Matthei recapacite, y que tome algún tipo de terapia sicológica o tratamiento siquiátrico para poder moderar su vida”.

Por su parte, el cientista político Cristóbal Bellolio indicó que “como dicen por ahí, se le escapam las cabras para el cerro”, agregando que “a veces se deja llevar por sus pasiones (Matthei), y la política es un campo para aquello. Además que ella normalmente es sumamente temperamental”.

Además el líder del movimiento Red Liberal indicó a Cambio21 que “siempre hay algunos ministros que son mas generosos con sus expresiones que otros, y eso se ha manifestado siempre. Ahora es probable que ninguno reaccionaría violentamente”.

Finalmente, destacó que “todas las personas que pierden la paciencia, que uno los ve con el ceño fruncido son siempre los más mal evaluados. Estar metidos en conflictos, en cahuines o peleando con alguien, no les favorece para nada en la política”.

Ni el presidente se salva

Pero si aún cree haberlo visto todo de parte de Matthei, los aprlamenatrios y dirigentes no han sido las únicas víctimas de la furia de la ex senadora, Sebastián Piñera también lo ha vivido. La historia de desamor público entre Piñera y la ministra del Trabajo comienza hace 20 años, cuando ambos manifestaron por primera vez su intensión de llegar a La Moneda. Piñera era senador por Santiago Oriente y Matthei era una piedra en su zapato, por lo que junto a su amigo Pedro Pablo Díaz planearon que el periodista Jorge Andrés Richards le pusiera una trampa.

La grabación de la conversación fue escuchada por miles de personas, cuando en directo, Ricardo Claro, dueño del canal Megavisión, sacó su ahora famosa grabadora Kioto y puso el siguiente audio: Sebastián Piñera: “Pero la gracia es que trate elegantemente de dejarla como una cabrita chica, cierto, despistada, que está dando palos de ciego, sin ninguna solidez, me entendís tú ¿O no?” Pedro Pablo Díaz: “Claro, claro, no de víctima, por ningún motivo”.

El descubrimiento de esta operación echó tierra a ambas candidaturas. En el discurso en que bajó su campaña Matthei calificó el impasse como un “verdadero calvario, que ha sido el hecho más duro y difícil que he enfrentado a lo largo de toda mi vida”.

Otro pasaje con el mandatario: En junio del 2006, siendo senadora UDI, no le gustó la propuesta de Piñera para instalar una mesa de diálogo en torno al sistema binominal y entre risas lo mandó a pasear “¡Por Dios que andaba bien la oposición con Sebastián Piñera fuera del país!. Pongámonos serios, pero lo digo en parte en serio, ojalá se fuera un rato más fuera del país”.

Afirmó que “Sebastián Piñera es una persona que no conoce el trabajo en equipo, que cuando él necesitó del equipo todos estuvimos detrás de él, todos nos jugamos por él, pero que no sabe agradecer nada, que tiene un desprecio enorme por el resto de la gente”.

Agregó que no creía que Piñera alcanzara La Moneda y que lamentaba “muy fuertemente esta manera de ser de Sebastián Piñera, porque a la larga esto va a significar que nunca va a llegar a ser Presidente de la República”. La respuesta de Piñera fue: “por sanidad mental no respondo descalificaciones, bajezas o amarguras”.

Sin embargo, tres años después era parte de su equipo y lo defendía con dientes y uñas. Eso literalmente, porque cacheteo al concejal DC Sergio Fuentes cuando un grupo de manifestantes no dejaba hablar a Piñera durante la campaña.

Los comentarios están cerrados.