Edición Cero

El Mostrador / El ministro recalcó que son 33 países los que solicitaron en la OEA que “Bolivia tenga mar con soberanía” y que,... Canciller boliviano culpa al Gobierno de Chile de cerrar  puertas al diálogo sobre demanda marítima de su país

El Mostrador / El ministro recalcó que son 33 países los que solicitaron en la OEA que “Bolivia tenga mar con soberanía” y que, a pesar del haber acudido al recurso de interponer una demanda en la Corte Internacional de la Haya, el gobierno boliviano nunca ha excluído el diálogo y acusa a Chile de paralizarlo unilateralmente.

En el marco del juicio que se lleva a cabo en la Corte Internacional de la Haya por la demanda peruana en contra de Chile por el territorio marítimo, el canciller boliviano, David Choquehuanca, se refirió a las relaciones políticas entre Bolivia y Chile, desde que se le solicitara, como un gesto de hermandad latinoamericana, la salida al mar.

La Tercera informa que el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia fue enfático al declarar que su país ha debido acudir a medidas tales como llevar su demanda ante organismos internacionales, puesto que Chile “ha paralizado unilateralmente el mecanismo del diálogo.”

Ante la evasiva chilena, el canciller Choquehuanca, negó este sábado que Bolivia hubiera cerrado el camino de diálogo con nuestro país sobre su demanda marítima y señaló que está dispuesto a una solución concertada.

“Nosotros nunca hemos cerrado el camino del diálogo, siempre estamos abiertos, predispuestos a encaminarlo. Mejor si encontramos una solución mediante el diálogo”, declaró en rueda de prensa el jefe de la diplomacia boliviana.

Choquehuanca fue más allá y responsabilizó al Gobierno chileno de haber interrumpido la conversación pacífica desde 2010, puesto que en 2006, La Paz y Santiago suscribieron una agenda de 13 puntos, que además de asuntos políticos, económicos, comerciales y drogas, incluía la centenaria demanda boliviana por una salida soberana al mar, perdida en una guerra en 1879. Chile debía convocar en 2010 a una reunión decisiva, pero no lo hizo.

Frente a la acérrima postura de La Moneda de excluir el diálogo, Bolivia creó una instancia gubernamental especial, Diremar (Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima), para definir las acciones puntuales sobre este asunto.

Finalmente, el canciller boliviano recalcó que son 33 países los que solicitaron en la OEA que “Bolivia tenga mar con soberanía”.

Los comentarios están cerrados.