Edición Cero

Cambio21 / Por Alfredo Peña.- La ministra del Trabajo Evelyn Matthei contó en La Moneda, su versión del incidente que se produjo en la Cámara... Matthei ratifica 15 horas después que dijo “huevones” a diputados. Y lo volvería a hacer, reiteró. Sepa como fue el incidente

Cambio21 / Por Alfredo Peña.- La ministra del Trabajo Evelyn Matthei contó en La Moneda, su versión del incidente que se produjo en la Cámara de Diputados este martes, donde ella tuvo un rol protagónico. “¡¡Hasta cuándo huevones de mierda!!” le gritó la militante UDI y ex pre candidata presidencial a varios parlamentarios socialistas, entre ellos varias mujeres que la escucharon en el hemiciclo de la cámara.

Este miércoles la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, (UDI) salió a dar su versión sobre la polémica que armó ella misma al término de una sesión especial de la Cámara Diputados en la que se analizaron los abusos en contra de trabajadores de una cadena de supermercados y calificó de “falta de respeto” la actitud del hemiciclo.

Fue durante la intervención de Matthei (ex diputada y ex senadora) en la Cámara Baja, en las que enumeraba la cantidad de fiscalizaciones que se realizaron entre 2011 y 2012 a las condiciones laborales de los trabajadores de una cadena de supermercados, Matthei denunció que durante su alocución sólo había entre seis y ocho parlamentarios presentes, quienes en su mayoría “no escuchaba, sino más bien se dedicaban a pasearse, a conversar entre ellos y también a mirar internet”. Todo esto frente a los propios parlamentarios.

La ministra señaló que “la falta de respeto de la Cámara de Diputados es increíble”. “Nos citan, nos tienen una tarde completa y no hay más de seis a ocho diputados en la sala. Después vienen los diputados a votar sobre materias que no conocen. No sabían ni siquiera el acuerdo que estaban votando. No escucharon las explicaciones que nosotros dimos y además nos empiecen a decir que nosotros fiscalicemos cuando estamos haciendo más de tres fiscalizaciones diarias en esa cadena de supermercado”, dijo la híper ventilada Matthei, 15 horas después de ocurrido el incidente en La Moneda.

Para luego continuar: “Yo no voy a aceptar que un grupo de diputados, que no tienen ningún interés en hacer bien la pega, que nos vengan a decir que nosotros no lo estamos haciendo bien. Todo el mundo sabe que estamos fiscalizando a más no poder. A ese grupo de dirigentes sindicales lo hemos recibido más de cinco veces. A mí no me van a decir que por favor fiscalicemos, cuando en realidad lo que querían eran hacernos parecer como que nosotros no estábamos haciendo bien la pega”.

Parodiando a la opinóloga, Daniela Aránguiz, esposa del jugador Jorge Valdivia, que -mientras garabateaba a otra opinológa- le dijo que “yo tengo pura cara de cuica” la ministra Matthei usó las mismas armas.

Sobre la denuncia de algunos diputados del PS, que aseguraron que la secretaria de Estado los había insultado, Matthei indicó que “parece que algunos socialistas muy finos se escandalizaron con la palabra ‘huevón’. La verdad es que si no quieren que se los vuelva a decir por favor no vengan a faltarnos el respeto”.

Lo que no contó Matthei, fue que los parlamentarios de su propio partido y de la derecha en su totalidad, abandonaron antes la sala para no votar una ley contra los supermercados que supuestamente abusan de los trabajadores. Entre los que abandonaron la sesión, está el diputado Felipe Salaberry de la propia UDI, ¡¡presidente de la comisión del Trabajo!! lo que constituye un hecho inédito en una sesión donde se trate una materia incumbente del propio parlamentario.

El incidente y el “hasta cuándo huevones” (ver video en nuestra sección audiovisual)

Matthei bajó desde la testera inicial de la Cámara de Diputados, que está abajo de donde se preside este hemiciclo, se acercó a la bancada socialista y los insulto a todos y todas (hay mujeres parlamentarias) con “¡¡hasta cúando huevones de mierda!!” agitando sus manos, garabatos que lo escucharon otras parlamentarias y diputados de otras bancadas. (ver imagen)

Cuando recibió algunas pullas de otros diputados, que le dijeron en tono irónico “la dejaron sola sus diputados, ministra…la dejaron solita”, el agresivo parlamentario de RN, René Manuel García, se intentó abalanzar sobre otro diputado: Marcelo Díaz. En su impulso, el habitualmente violento García, se tropezó y cayó sobre un computador de un escritorio del hemiciclo, mientras otros parlamentarios, (Aguiló, Meza y otros) lo detenían tomándolo de su chaqueta y de su corbata. Parte del computador roto lo mostraba, el diputado Fidel Espinoza.

“¡¡Qué tenis conchetumadre!!, cola, maricón” le gritó el virulento García a Marcelo Díaz repitiendo los gritos que le profirió a Díaz el año pasado en pleno hemiciclo. Parlamentarios del PS que estaban en ese lugar señalan que Díaz le dijo “acércate un poco más y te sacó la mierda..ahí vay a ver si soy cola…”. Luego y ante las cámaras de televisión, García intentó bajarle el perfil a su violenta actitud.

Obviamente el incidente quedará plasmado como otro de los hechos, que los parlamentarios querrán olvidar, ante la esmirriada popularidad que tienen en la sociedad chilena.

Los comentarios están cerrados.