Edición Cero

El consejero regional representante de la provincia del Tamarugal, José Miguel Carvajal, compartió en sus redes sociales, su postura respecto a la preocupación proponiendo... «Que Corfo entregue el 70% de las acciones que tiene a la región” propone CORE Carvajal y, a la vez acusa “centralismo indiferente y abusivo»

El consejero regional representante de la provincia del Tamarugal, José Miguel Carvajal, compartió en sus redes sociales, su postura respecto a la preocupación proponiendo que la CORFO, como organismo centralizado, entregue a la Región, el 70 por ciento de las acciones que posee; además establece que lo que hoy opera “es un centralismo indiferente y abusivo”.

Carvajal hizo estas afirmaciones ante la situación de crisis que afecta a la Zona Franca y “que ha despertado los negativos números de Zona Franca, y que provocó una reacción del alcalde de Iquique Mauricio Soria, quien convocó a un ampliado con diversos actores del sistema, para elaborar algunas propuestas de cómo generar su reactivación”.

«Cuando eres dueño de algo, lo cuidas. Eso lo sabe hasta un niño; entonces, si el accionista mayoritario de Zona Franca es Corfo, una corporación que se encuentra a miles de kilómetros de Tarapacá, con directorio y gobernanza en el centro del país, por supuesto que la cosa anda mal, porque claramente no somos ni seremos su prioridad”, afirmó en tono enérgico.

Dijo que no es un dato menor entender cómo es la propiedad de Zona Franca. “Es importante que los Tarapaqueños o aquellos que no lo saben, sepan que Zofri pertenece en más de un 70% a la Corfo, y el restante a privados, de tal manera, que las decisiones importantes, no sólo pasan por el sistema de empresas públicas, que también está en Santiago, donde también se nombra a los distintos directores”.

Definido ese diagnóstico, el Core Carvajal, señala que además de las medidas propuestas por el alcalde Mauricio Soria  y las distintas asociaciones de usuarios, “es que el dueño mayoritario sea la región, es decir, regionalizar la Zofri, lo que significaría que nuestra región de Tarapacá tenga todas las facultades para proyectar y cuidar el futuro de esta empresa”.

Define su propuesta como “una gran jugada, no sólo por el futuro de esta importante empresa pública que tanto aporte ha generado a la región, sino también por los empleos directos e indirectos que genera, por los empresarios locales pero también por esa identidad que se ha creado».