Edición Cero

Una jornada de paralización protagonizaron en esta jornada de lunes 7, los funcionarios del Ministerio de Bienes Nacionales, para manifestar su descontento con el... Funcionarios de Bienes Nacionales se movilizan y paralizan actividades manifestando oposición a proyecto que pretenden fusionar esa  cartera con el Ministerio de Vivienda

Una jornada de paralización protagonizaron en esta jornada de lunes 7, los funcionarios del Ministerio de Bienes Nacionales, para manifestar su descontento con el proyecto que pretende fusionarlo con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo. También alertan sobre las afectaciones que sufriría la comunidad, ante diversas tramitaciones.

La Presidenta de los funcionarios, Ayleen Guzmán, señaló que la principal alerta está dada porque la unificación de ambas carteras, que la entiende como la creación de un nuevo Ministerio, generará despidos y desvinculación de funcionarios. Dijo que hay una mesa de trabajo, que contempla 3 mil plantas para el nuevo Ministerio, dejando en la incertidumbre a más de la mitad de los trabajadores, a nivel nacional.

En el caso de Iquique y en lo que se refiere a Bienes Nacionales, señaló que sólo existe un funcionario de planta, que pasaría a ser parte del Ministerio, quedando en la incertidumbre los otros 30 funcionarios.

APOYO DE LA ANEF

Hasta las oficinas de Bienes Nacionales, llegó también el Presidente de la ANEF Regional, Patricio Llerena, para acompañar a los funcionarios en su movimiento. “No podemos estar al margen y estamos apoyando desde todo punto de vista, principalmente porque esto viene a precarizar el empleo”.

También con Ayleen Guzmán, alertó que temen despidos de funcionarios públicos. “El hecho de fusionar dos ministerios, claramente significa que habrá despidos”.

AFECTACIÓN A LA COMUNIDAD

Mediante una minuta, los funcionarios explican que de prosperar el proyecto que impulsa el Presidente Piñera, no sólo se verán afectados los funcionarios, sino que también la comunidad, principalmente que al haber dos servicios distintos, se chocarían en las competencias de cada cual.

Ejemplifican indicando:

“Porque ante una necesidad real y justificada de título gratuito sobre un inmueble fiscal o una solicitud de saneamiento de título, iniciada para regularizar la tenencia del bien raíz particular, éstos no podrían quedar por sobre un requerimiento habitacional  del Ministerio de Vivienda; se reclamaría un paño de terreno completo y rechazaría los requerimientos de regularización iniciado por los particulares, argumentando que están fuera de la planificación para la construcción de viviendas”.

Ese es sólo un ejemplo de muchos otros, en que se superponen los ámbitos de acción de los actuales Ministerio de Bienes Nacionales y el de Vivienda y Urbanismo. “Con la fusión se empequeñece el accionar del Estado en ambos ámbitos”.

En suma, declaran que “el proyecto de fusión atenta contra la historia y estructura de la administración pública chilena”