Edición Cero

Jeannette Baeza Rivero, Diseñadora Teatral Debo reconocer que este manifiesto es una recopilación de pensamientos, reflexiones y sensaciones del elenco, diseñadora y técnicos que vivimos,... Reconocimiento al Teatro Expresión por sus 40 años

Jeannette Baeza Rivero, Diseñadora Teatral

Debo reconocer que este manifiesto es una recopilación de pensamientos, reflexiones y sensaciones del elenco, diseñadora y técnicos que vivimos, día a día, la mágica experiencia de formar parte de una compañía con tan larga trayectoria en la ciudad de Iquique, una de las más antiguas a nivel nacional.

Convencidos que en la Sala Veteranos del 79, lugar que alberga a este teatro, los corazones laten al unísono al preguntarnos: qué significa contar con un director como Iván Vera-Pinto, qué sentimos en cada propuesta de texto dramático, qué ocurre cuando comienzan los ensayos, los estudios de mesa, investigación, montaje, para luego llegar al gran día del Avant Premiere, qué sentimos en este espacio lleno de historia.

Las respuestas surgen espontáneas, sinceras, llenas de emoción y alegría. No cabe duda, trabajamos en un teatro dirigido por un gran maestro, el cual nos enorgullece, él ha sido el timón que ha guiado a muchas generaciones con su incansable perseverancia, convicción, pasión. El mismo mentor nos dice: «El Teatro es un medio de comunicación » » Es el medio para enseñar, remover, escarbar entre las cenizas del pasado para mantener viva la memoria » » El Teatro es educar, sensibilizar, acercar a las personas a la conversación, al análisis, expresarse, luchar, pensar y crecer». A partir de estos supuestos y con esa necesidad imperiosa de entrega, ha sembrado un vasto territorio cultural.

Tal vez para algunas personas esta ansiedad es algo del pasado, no calza con las nuevas propuestas teatrales. Empero, cada integrante del teatro se adhiere a este pensamiento de lucha y aporte a la comunidad, que sin duda es lo más importante en estos tiempos de distanciamiento a estos medios de cultura. Es por ello que, cada sábado, finalizada la representación, surge la conversación como un río caudaloso que busca su cauce para seguir navegando. Se valora, se siente, se escucha, se educa, se comparten pensamientos, siendo un directo y sólido aporte tanto a “la puesta en escena”, como a la proximidad con el público.

El Teatro Universitario Expresión de la UNAP significa libertad, es el espacio donde podemos ser nosotros mismos, donde descubrimos cosas nuevas todos los días, el inicio de un sueño, la experiencia más importante en nuestras vidas, ser guiado por nuestro profesor es el orgullo que llevaremos siempre en nuestros corazones.

Las frases y pensamientos que surgen del elenco en emotivos correos y textos escritos antes de la función, concluyen en el mismo viaje: este teatro es un lugar lleno de historia, la Sala Veteranos del 79, nuestra casa, con sus pasillos donde se guardan los silencios, las risas, el nerviosismo, los textos que se repiten como ecos antes de subir a escena, el aroma a maquillaje en sus camerinos, los espejos de mil miradas, las luces que juegan con el sudor, el vestuario del personaje encantado, los zapatos que no duelen, la respiración agitada y pasiva, el mensaje en la oscuridad por el extravío de una utilería, la alegría de una excelente presentación, la sala y el público, los aplausos, la luz de saludo, las miradas que brillan entre las sombras, la reunión de indicaciones, el conteo de los sobres y las sonajeras de monedas y billetes repartidos para la micro, el urgente llamado cuando la lluvia hace estragos, limpiar, ordenar, armar escenografía. Todo, hipotéticamente, concluye a las 00:00 horas. Por supuesto que dejo ese horario, ya que en el teatro no hay termino de jornada, solo pasión. Lo cierto es que pisar el primer escalón, sentir el olor a madera vieja que remueve nuestra historia, nos hace cada día más Teatro Expresión.

Este 9 de septiembre, día aniversario de nuestro teatro, queremos expresar el más profundo agradecimiento y admiración a la labor incansable, a la entrega absoluta de nuestro director en estos 40 abriles de vida artística. Protagonista que sigue vigente en tiempos malos y no tan malos, en tormentas y calma. Hoy, también abrazamos con amor los años que cada una de nosotras y nosotros hemos dado, conscientes que hemos sido eslabones en esta maravillosa misión teatral, deseando más y más vida.

Ahora, solo nos queda por decir: ¡¡ Mierda, mierda, mierda!! ¡¡Somos el Teatro Expresión!!

No hay comentarios.

Sea la primera persona en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *