Edición Cero

Luego que el Directorio de la ANEF Tarapacá, interpusiera una acción de denuncia ante la Contraloría Regional, para aclarar la detención que sufriera su... Presidente Regional de la ANEF formaliza denuncia ante la Fiscalía por la injustificada detención de la que fue objeto por Fuerzas Especiales de Carabineros

Luego que el Directorio de la ANEF Tarapacá, interpusiera una acción de denuncia ante la Contraloría Regional, para aclarar la detención que sufriera su presidente Patricio Llerena Chamberlain, el pasado 6 de septiembre, el propio afectado, ofició al Fiscal Raúl Arancibia por las mismas razones.

En efecto el funcionario público,  Patricio Alfredo Llerena Chamberlain, denunció los hechos cometidos por personal de carabineros en el frontis de la Secretaria Regional Ministerial de Educación de Tarapacá. Relata en la presentación.

 “Fui detenido por Fuerzas especiales de carabineros en el marco de la marcha convocada por organizaciones sociales y sindicales de la región, sin mediar razonamiento, fundamento y explicación alguna. A este respecto y, en el contexto de una marcha autorizada y pacífica que se realizaba hasta ese instante y, en momentos que nos disponíamos a finalizar la actividad, de manera “inexplicable”, personal de las fuerzas especiales de Carabineros irrumpió e inició una incomprensible e innecesaria intervención que, a la luz de los registros que yacen en vuestro poder como medio de prueba, dan cuenta irrefutable de una actuación irracional con uso de fuerza desmedida, desaforada e improcedente”.

Añade que producto de lo anterior “me percato de la detención inexplicable de la cual era producto un muchacho participante de la batucada y también de la representante de la coordinadora No más AFP, quienes sin mediar desorden y/o provocación alguna, fueron detenidos y subidos agresivamente al bus de carabineros. En ese escenario, decido dirigirme hacia el personal policial que en ese instante a mi juicio actuaba sin sensatez alguna, acercándome con las manos en alto, en señal de calma y tranquilidad, con la intención de conciliar y entablar diálogo para así evitar una confrontación sin sentido”.

Pero lo que ocurrió es que “también de manera extraña e incomprensible, fui detenido, sin mediar racionalidad y sin obtener explicación alguna del porqué de mi privación de libertad. Frente a lo ocurrido, mi relato se respalda en una serie de videos y fotografías que captaron de manera fehaciente todo lo acontecido, material que no da lugar a interpretación y, que hoy, me permite denunciar y solicitar una investigación y las debidas sanciones, respecto del proceder de los Carabineros involucrados no tan solo en mi detención, sino también, en todos los inverosímiles e incomprensibles procedimientos adoptados y realizados en dicha ocasión. Es necesario mencionar que, desde el momento de mi detención, fui producto y también testigo de una serie de circunstancias y eventos que vulneraron deliberadamente los derechos y honra de las personas que estuvimos “ilegalmente privados de libertad”.

Patricio Llerena aporta otros antecedentes. Por ejemplo, no ser informado de los motivos de su detención ni le fueron leídos sus derechos. “Luego de varios minutos intentando en vano establecer un diálogo racional con los carabineros que se encontraban arriba del bus, me veo en la necesidad de consultar por el motivo de mi detención, obteniendo, tras reiteradas consultas, tan solo la expresión “por desórdenes”, término que me fue manifestado de parte de un cabo de apellido Gutiérrez”.

Llerena y los otros detenidos, permanecieron por casi 3 horas en el calabozo de la Comisaría de Carabineros, donde se les conmina a salir esposados “para llevarnos a constatar lesiones, situación sumamente anómala, desproporcionada e innecesaria, toda vez que el fiscal a esas alturas y según me señaló el teniente que nos trasladó al consultorio, ya había decretado nuestra libertad. Esta situación, que como reitero hacía incomprensible el actuar de los uniformados, generó una decidida vulneración a nuestros derechos, dañando gravemente la imagen y honra de todos quienes fuimos esposados y expuestos frente a la comunidad como si se tratara de verdaderos delincuentes”.

Concluye en la presentación que “el daño causado, ya sea físico o moral, a las 5 personas que estuvimos privadas de libertad, no me deja espacio a otra cosa que no sea la de denunciar este hecho solicitando a Ud. se investigue, se haga justicia y se sancione drásticamente este tipo de actuaciones, ya que la detención ilegal de la cual fui parte, queda absolutamente de manifiesto y es plenamente elocuente a la vista de las grabaciones que hoy sirven como método de prueba irrefutables de todo lo acontecido”.

DENUNCIA POR DETENCIÓN 5 DE SEPTIEMBRE 2019

No hay comentarios.

Sea la primera persona en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *