Edición Cero

Las Comunidades, Pueblos y Organizaciones Aymara, Quechua, Diaguita y Mapuche  residentes en la Comuna Multicultural de Alto Hospicio, manifestaron  su rechazo y descontento con... En pie de guerra: Comunidades y Organizaciones Aymara, Quechua, Diaguita y Mapuche de Alto Hospicio rechazan Consulta Indígena

Las Comunidades, Pueblos y Organizaciones Aymara, Quechua, Diaguita y Mapuche  residentes en la Comuna Multicultural de Alto Hospicio, manifestaron  su rechazo y descontento con la primera reunión de proceso de Consulta Indígena, realizado este marte 28 de Mayo,  que pretende modificar la Ley 19.253 a través de 11 medidas que atentan «contra nuestros derechos y garantías ya reconocidas por el Estado».

En ese contexto, las Comunidades enviaron una carta dirigida al Presidente de la República, Sebastián Piñera, a través de la Seremi de Desarrollo Social, «para expresarle nuestro descontento y proponer un espacio de participación mancomunado, libre y tendiente al fortalecimiento de la Ley;  y por supuesto, en beneficio de las Comunidades Originarias de  Chile».

LA DENUNCIA

Las comunidades expresaron su denuncia, identificando los siguientes puntos:

Primero: Que en la primera reunión coordinada por el ministerio de Desarrollo social,  se realizó en un espacio inadecuado, reducido e insalubre, no contemplando los estándares mínimos de convocatoria, por lo tanto atentatorio contra los derechos fundamentales como  personas.

Segundo: Que el Estado de Chile, representado por su Gobierno de turno, buscó en todo momento, invalidar la opinión y voluntad de los Pueblos Originarios  debidamente representados residentes de la Comuna Multicultural de Alto Hospicio, acarreando población Indígena y no indígena de Pozo Almonte y Colchane, quienes de manera  agresiva invalidaron en todo momento muestra propuesta de suspender dicha Consulta.

Tercero: Que  se evidenció en todo momento  la presencia,  e intervención de los funcionarios de la Institucionalidad pública, quienes que se auto-arrogaron  identidad indígena sin tenerla y sin pertenecer a Comunidades Indígenas.

Cuarto: Que hubo la participación de autoridades municipales como  Concejales de la Comuna de Pozo Almonte  quienes intervinieron y atacaron a los comuneros locales con insultos y  engaños.

Por lo tanto queda claro que este Gobierno no está interesado en proponer medidas o cambios que realmente beneficie a las Comunidades Indígenas y fortalezca la Ley para mejor, está tomando medidas desesperadas  y mal intencionadas que solo buscan invalidar nuestro  real derecho a oponernos a una Consulta que en nada beneficia a  todo los Pueblos originarios de Chile y por ende atentan contra el desarrollo cultural, natural de nuestro territorio nacional.

Las Comunidades participantes declaramos que hemos rechazado este proceso de consulta, entregando una carta dirigida al Presidente de la República para expresarle nuestro descontento y proponer un espacio de participación mancomunado, libre y tendiente al fortalecimiento de la Ley y por supuesto en beneficio de las Comunidades Originarias de  Chile. Esta carta se le entregó personalmente a la SEREMI de Desarrollo Social, lo que quedó en acta de la actividad,

No obstante  el Gobierno persiste en su afán de continuar con la consulta  y validarla a la mala y con gente no representativa del territorio, levantando una segunda acta de acuerdo  y en presencia del  INDH,  por lo que denunciamos  el grave atropello a la participación y al respeto que se merecen nuestros pueblos y quienes solo esperan que el Estado  muestre verdadero interés de conversar abiertamente con el Pueblo Originario.

INDH

En efecto, el Instituto de Derechos Humanos, INDH, se constituyó como observador en este proceso que se desarrolló con cierto nivel de tensión. Actúan como observadores, sin intervenir ni mediar entre las partes.

El profesional de esa entidad, Hugo Norris, señaló que el INDH está observando el proceso en todo el país. Respecto a su participación como observador en Alto Hospicio, dijo que no se puede entregar un informe oficial aun, porque eso se procesa a nivel país.  Y que la presencia del Instituto vela porque se cumpla con todas las garantías.

Es el caso de la modificación de la Ley Indígena, donde deben verificar que se cumplan las medidas, como conocimiento informado de las comunidades, flexibilidad, interculturalidad, incorporación de las tradiciones de los pueblos originarios. Sin embargo, a nivel nacional se han registrado dificultades.

MESA DE DDHH

A instancias del INDH, viene funcionando la mesa de DDHH que aborda las diferentes variantes de esta temática en la Región, referido a la vulneración de derechos.

La Consulta Indígena, fue un tema que no pasó inadvertido en esta mesa, cuyos integrantes hicieron ver al INDH,  que la respuesta de este proceso de observación, por ejemplo, debe ser más inmediata para que sea efectiva. De acuerdo a los protocolos de ese organismo, los informes en cada Región, deben ser enviados al nivel central, que prepara el reporte final. Y eso tarde un tiempo que puede afectar a los procesos.

IMÁGENES DE LA CARTA ENTREGADA EN SEREMI DE DESARROLLO SOCIAL