Edición Cero

Desde todas las quebradas e incluso el puerto de Pisagua, llegaron delegaciones para celebrar el Día de la Madre Tierra. La actividad comunal de... Comunidades de Huara se unieron para celebrar con sus rituales propios, el Día de la Madre Tierra

Desde todas las quebradas e incluso el puerto de Pisagua, llegaron delegaciones para celebrar el Día de la Madre Tierra. La actividad comunal de realizó  en Sibaya con organización de la junta vecinal y comunidad indígena aymara de ese pueblo y la Municipalidad de Huara.

Justo con la salida de los primeros rayos del sol del 22 de abril, en la portada de Sibaya -lugar donde se ubica la construcción más  antigua del pueblo y permite apreciar toda la quebrada- se realizó el ceremonial consistente en una pawa, donde los yatichiris  Haroldo Cáceres y Maribel Mamani agradecieron a la Madre Tierra por todo lo entregado y le solicitaron la bendición y protección para todos los presentes y sus territorios.

Luego invitaron a pawar a las autoridades presentes entre ellos el Alcalde José Bartolo y Consejero Regional Pablo Zamba, dirigentes sociales de Sibaya y de las localidades invitadas.

Concluida la rogativa en la mesa ceremonial, con hojas de coca y sahumerio, todos los presentes se dieron un abrazo fraterno sellando así el compromiso de seguir protegiendo y luchando por el territorio y las aguas, continuando Unidos en la lucha por los derechos ancestrales de los pueblos originarios.

Para el yatiri Haroldo Cáceres la ceremonia  permitió tener ese espacio fraterno. “En la mesa pedimos a nuestra Pachamama y  Tata Inti porque renacen nuestros pueblos, vuelva  a vivir la gente seamos siempre un gran pueblo. Cuando nos unimos  por problemas comunes  y teniendo a las autoridades de nuestro lado podemos decir que tenemos gran parte del partido ganado. Me voy contento y satisfecho de ver a todos mis hermanos unidos,  arrodillados ante nuestra Pachamama, que es de todos”.

Para el Alcalde José Bartolo, la celebración del Día de la Madre Tierra representó el compromiso de los habitantes de la comuna por cuidar el medio ambiente y desarrollar la agricultura.

Por su parte Marta Hidalgo, presidenta de la Comunidad Indígena Aymara de Sibaya, expresó la felicidad porque su querido pueblo fue elegido para la conmemoración de la Madre Tierra.

“Es motivo de mucha alegría que el municipio escogiera a mi pueblo, cabecera de este valle hermoso. La sensación que deja esta celebración es que la Madre Tierra nos tiene que proteger  y siempre estará con nosotros ante el acecho de la actividad minera en la zona. Como dijo un dirigente tenemos que estar unidos ante las amenazas en nuestro territorio y ese abrazo  entre todos los dirigentes de las comunidades y nuestras autoridades significó una reciprocidad, un llegar de corazón a corazón. Fue una ceremonia muy emotiva”.