Edición Cero

Ante lo que califican como “un complejo escenario para el periodismo regional”, el Colegio de Periodistas de Iquique se declaró en “estado de alerta”,... Colegio de Periodistas de Iquique se declara “en estado de alerta” ante sumatoria de desvinculación de profesionales y otras prácticas. Mediante Oficio pidió pronunciamiento de la Contraloría Regional

Ante lo que califican como “un complejo escenario para el periodismo regional”, el Colegio de Periodistas de Iquique se declaró en “estado de alerta”, principalmente por los reiteradas desvinculaciones desde los distintos servicios públicos de profesionales, que se vienen produciendo desde fines de 2018,  y modalidades de contratación que le merece reparos. Frente a ello, la Orden Gremial presentó un oficio ante la Contraloría Regional, para que se pronuncie frente a estos y otros temas.

Temas que fueron abordados y debatidos por la nueva directiva del Colegio de Periodistas de Iquique, que preside Domingo Olivares y que integran además, Anyelina Rojas, Vice Presidenta; Rodolfo Aguirre, Secretario; Indalicia Lagos, Tesorera y Daniella Oñate, como Directora.

También fueron abordados en la Primera Sesión Plenaria convocada por la nueva directiva. Los colegiados analizaron los diversos casos que afectan a sus colegas y se pronunciaron por una mayor celeridad, de modo de anteponerse y evitar futuros despidos irregulares, que pudieren sumarse a los 15 registrados en los últimos meses y otras prácticas que les merecen reparos.

Señalan los periodistas a las autoridades “que conducen el Gobierno Regional y a los distintos Servicios Públicos que, junto con expresar nuestro público malestar por la situación que denunciamos, nos declaramos en estado de alerta, ante las arbitrariedades que se vienen registrando desde el año pasado, como los despidos injustificados de 15 colegas nuestros, cuyas vacantes se han ido llenando, a través de un viciado proceso de contratación, que vulnera los principios y norma de la transparencia del Estado”.

Domingo Olivares, puso énfasis en la precarización que afecta a los periodistas, lo que lleva a una incertidumbre laboral, motivo  por lo cual en la Asamblea General el Colegio de Periodistas de Iquique, se declara en estado de alerta.

El dirigente también confirmó que se oficializó ante la Contraloría y a la espera de su pronunciamiento en temas como despidos injustificados, modalidad de contratación, contratación de periodistas a medio tiempo, contratación de profesionales no periodistas bajo nominaciones paralelas como apoyos profesionales, apoyos administrativos, community manager, entre otros, que, en el fondo, cumplen funciones propias del profesional periodista.