Edición Cero

La Nunciatura Apostólica en Chile comunicó este sábado 23 de marzo que el papa Francisco ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la... Ocurrió lo que tenía que ocurrir: Ezzatti es alejado de su cargo, en medio de escándalos y abusos en la iglesia católica chilena

La Nunciatura Apostólica en Chile comunicó este sábado 23 de marzo que el papa Francisco ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la arquidiócesis de Santiago de Chile presentada por el cardenal Ricardo Ezzati Andrello. En su reemplazo fue  nombrado como Administrador Apostólico monseñor  Celestino Aós Braco, que proviene de Copiapó.

La renuncia de Ezzati, con la que se oficializa su alejamiento de la jerarquía de la Iglesia Católica, se produjo en medio de la crisis de credibilidad, por abusos, ocurrida en los último años y acentuada, tras el caso de la violación que se produjo en la catedral santiaguina, en el cual el ex cardenal, negó tener conocimientos.

En efecto, en contra de Ezzati había un historial de denuncias a partir de hechos de abuso sexual, del cual se le sindica como encubridor, situación que se tensó al máximo, que el Papa debió retirarle su confianza como Arzobispo de Santiago.

Ya, en un cuestionado desempeño de Ezzati, se develó el caso de violación en la Catedral de Santiago, donde el sacerdote Tito Rivera fue acusado de abuso sexual de una persona en situación de calle, que rompió su silencio contando lo sucedido a todo el país.

Este y otros graves casos de abuso, fueron conocidos por el hasta ayer arzobispo de la Diócesis de Santiago, pero nunca hizo nada para investigar y aclarar los hechos. Nunca acogió las denuncias en toda su magnitud.