Edición Cero

Comunicación familiar, información y atención más focalizada, son las materias que forman parte de la serie de nuevas iniciativas de la Defensoría Penal Pública... Defensoría pone el foco en comunicación familiar y atención focalizada, al atender a quienes cumplan condenas en recintos penitenciarios

Comunicación familiar, información y atención más focalizada, son las materias que forman parte de la serie de nuevas iniciativas de la Defensoría Penal Pública Penitenciaria para intensificar la atención que presta a las personas que cumplen condena en los recintos penitenciarios de la región.

Las mencionadas definiciones operativas para el año 2019 surgieron en el curso de la Primera Clínica Jurídica de ese equipo, actividad en la que participaron el Defensor Regional (S) y Coordinador Penitenciario Regional, Gabriel Carrión Calderón, las defensoras María Francisca Sepúlveda y Bárbara Valenzuela; como también las trabajadoras sociales Ailyn Laferte, María Alejandra Ramos y la asistente administrativa Constanza Rojas.

El equipo fijó las nuevas metas atendiendo a las condiciones actuales de la población penal, a la nueva doctrina y normativa vigentes, como también a los avances tecnológicos en materia de comunicación.

Como parte de su planificación buscarán procedimientos para comunicar- vía internet – a mujeres extranjeras con sus familias; También realizarán charlas informativas respecto a las modificaciones a las normas que regulan la tramitación y otorgamiento de las libertades condicionales y, en una tercera línea de trabajo, abordarán con mayor énfasis la atención a la comunidad LGBTI, es decir, de quienes tienen orientaciones alternativas de sexualidad y género.

El equipo de Defensa Penal Penitenciaria funciona en Tarapacá desde el año 2014, momento en que inician la atención dedicada a todas las personas que cumplen condena al interior de los recintos penitenciarios.

En Tarapacá atienden casos de personas internadas en los penales de Iquique, Alto Hospicio y el CET de Pozo Almonte