Edición Cero

El Programa Yo Emprendo Básico, del FOSIS, certificó recientemente  a 35 emprendedores de la comuna de Alto Hospicio, para lo cual se destinaron 47 ... Certifican a otras 35 emprendedoras que implementaron pequeñas iniciativas de negocios, con recursos públicos

El Programa Yo Emprendo Básico, del FOSIS, certificó recientemente  a 35 emprendedores de la comuna de Alto Hospicio, para lo cual se destinaron 47  millones de pesos, utilizados en formación y asesoría técnica; mientras que cada emprendedor recibió de manera directa de este presupuesto 450 mil pesos, destinados a la compra para consolidar sus planes de negocios.

Una de las usuarias, Andrea Cejas, al recibir la certificación, se expresó emocionada por el logro, al entregar su testimonio: «Tenía un trabajo dependiente y me di cuenta que el corazón de esa tienda era yo. Tenía muchas funciones, lo hacía todo, y pude abrir los ojos. Así me empoderé y comencé a trabajar para mí, a vender mis propios productos, y mejoré la calidad de vida de mi familia».

Claudia Yañez,  directora regional del FOSIS y Concejala de Iquique, dijo que se sentía orgullosa «que como institución podamos sacar familias de la pobreza. Fosis entrega oportunidades para superarla, y ver que nuestros emprendedores aprovechan cada instancia que se les entrega y cada apoyo o asesoría que se da, que siguen nuestros consejos en materia de acompañarlos y guiarlos lo mejor posible por este camino del emprender, es realmente satisfactorio”.

El programa Yo Emprendo Básico tiene como objetivo apoyar a personas en situación de pobreza y/o vulnerabilidad que desarrollan actividades económicas autónomas, para que puedan percibir ingresos mayores y más estables fruto de su actividad independiente de generación de ingresos”.

Cabe destacar que los programas en apoyo de los emprendedores vulnerables, que logran implementar iniciativas de negocios, conforma parte de la oferta programática histórica del FOSIS, que se originan hace más de 20 años, como política de intervención social. La idea es fortalecer a esos usuarios para que mejoren sus ingresos y con ello, la calidad de vida de sus familias.