Edición Cero

Producto de una larga enfermedad que enfrentó con optimismo hasta el final, la conocida trabajadora social y luchadora por los derechos humanos y la... Con misa recordatoria por eterno descanso de su alma, despiden a una gran luchadora por la Democracia, María Irene Balcarce Siles, “Marita”

Producto de una larga enfermedad que enfrentó con optimismo hasta el final, la conocida trabajadora social y luchadora por los derechos humanos y la democracia, entre otros muchos frentes en los que actuó, María Irene Balcarce Siles, falleció en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, el pasado 5 de octubre. Su familia, después del penoso episodio, pero que les da fuerza por la vida ejemplar de Marita, invita a todos quienes la conocieron, para que les acompañen en una Misa recordatoria, por el eterno descanso de su alma, que se realizará este jueves 11, a las 19.00 horas, en la Capilla del Hospital Regional. En ese hospital trabajó durante años.

TRAYECTORIA Y CONSECUENCIA

Aún conmocionadas por la partida de su madre, pero con la convicción que la vida de Marita estuvo marcada por una trayectoria impecable y con una gran consecuencia, sus hijas María Paola y Gianina, prepararon un escrito acerca de su madre, para compartir públicamente.

El siguiente es el texto:

“Nacida en Tocopilla el 11 de mayo de 1944. Hija de una familia modesta, estudió Humanidades en el colegio san José de Antofagasta para luego estudiar servicio social en la sede de la Universidad de chile de Antofagasta. Entre los años 64 a 68. A muy temprana edad ya mostraba sensibilidad por la justicia social, para cuando entrara a la universidad fue parte del movimiento por la reforma universitaria del año 68.

Casada con Yanino Dávila el 28 de marzo de 1969, quién conociera en sus años universitarios Con quién se radica en la ciudad de Iquique. Madre de dos hijas María Paola (ingeniera de 48 años) y Gianina (sicóloga y académica de 45 años), abuela de Millaray (20 años, estudiante de segundo de medicina de la U. de Valparaíso) Emiliana (11 años que cursa 5to Básico en Iquique)

Su vida profesional la inicio como asistente social del consultorio el colorado, jubilando como jefa del SOME del hospital de Iquique. Siempre apoyando a la gente, orientándolos en los beneficios a los que podrían postular como asesoramiento para regularizar terrenos en las tomas. Fue parte de Rondas médicas en los pueblos del interior como también con los pacientes de siquiatría del hospital.

Mujer respetada, admirada por sus compañeros hospitalarios, como se dice,  hizo “escuela” de lo que debería ser un funcionario público. Su familia fue perseguida durante la dictadura, pero ella permaneció incólume dando la lucha por resistir a la persecución y amedrentamiento a los que innumerables veces fueron sometidos.

En una oportunidad la casa de la familia se incendió en circunstancias poco claras. Lejos de derrumbarse ella en conjunto con su marido, organizó a los damnificados de la cuadra para postular a posibles beneficios a causa del desastre.

Durante la dictadura ayudó a muchos compañeros que hoy le deben la vida y algunos su libertad.

Siempre preocupada de los derechos humanos, un derecho fundamental que durante los años dictadura se vieron amenazados y quiénes los defendían fueron considerados subversivos. María Irene los defendió en forma permanente lo que se materializó en una de sus participaciones más importantes durante los años 80: fue co-fundadora del Comité Permanente de Solidaridad, CPS. A partir de este comité se recopiló información de Detenidos desaparecidos y se organizó la solidaridad hacia detenidos en la zona norte del país.

Siempre preocupada de que sus hijas crecieran con la sensibilidad necesaria para entender lo que estaban viviendo, pero sin perder la inocencia que necesitaban los niños para crecer lo más normal que le pudiera procurar, a pesar de toda la persecución a los que fueron sometidos

Su último año de Vida, lo vivió en la ciudad de Valparaíso junto a la familia de su hija mayor, con la ilusión de recuperar de una operación de cadera a la que fue sometida en octubre 2017

Su delicado estado de salud finalmente fue debilitado aún más por una grave influenza que la llevó al desenlace fatal. A pesar de que el pronóstico médico era muy malo, María siempre tuvo una sonrisa para su familia cercana que la visitó. Se esforzó, pero finalmente falleció en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso el 5 de octubre a las 3.40 am. Como dijo su ex empleada, “la Tina”, se nos fue a la hora que pasan los ángeles.

Una señora de los derechos humanos sería una buena forma de describirla. Una estadista, que pudo ser una gran representante del norte grande, si en la época hubiese habido más cabida a la participación femenina.

Nos deja una imprescindible, cuya sonrisa y fuerza muchos recordaran como su identidad y herencia”.

COMENTARIOS

Si quieres expresar tus sentimientos, deja un comentario al final de esta nota.

  • Juliette Siles Letelier

    15 octubre, 2018 #1 Author

    Gran mujer luchadora a morir la quise y la querré siempre. la recordaré como la mujer que me apoyo cuando lo necesite y se esforzó para que fuese una mujer de bien. Siempre en mi mente y corazón mi tía bella ♥️

    Responder

  • Lucy Pizarro

    13 octubre, 2018 #2 Author

    Compañera, amiga, cómplice, una gran mujer. Valiente, asertiva, solidaria. Su compromiso y audacia fue clave en tiempos de dictadura, pudimos sortear el control y generar una red de atención hospitalaria. Colaboró activamente en la preparación del Programa Prais; es en Iquique donde se crea el primer Prais el año 1990.
    Siempre positiva frente a la adversidad, colaboró activamente en mejorar el clima organizacionsl en su área, siempre abierta a los cambios, teniendo el foco en la buena atención de las personas y en las buenas relaciones.
    Siempre estará presente, la amiga, compañera, dirigente. Un ejemplo de servicio público. Marita, hasta la victoria… siempre.

    Responder

  • Fermin mendez

    13 octubre, 2018 #3 Author

    Te recordaremos ex dirigente presidenta de nuestro único sindicato Fenats de aquella época despues de dictadura consecuente con sus ideas compañera Maria presente ahora y siempre

    Responder

  • Irene rivera

    10 octubre, 2018 #4 Author

    Fue gran luchadora en la defensa de los trabajadores del HETG de Iquique en esos días obscuros de la dictadura,así recuerdo humana, cercana una gran persona, triste noticia por la partida de esta querida compañera .

    Responder

  • Luis Caroca Vásquez

    10 octubre, 2018 #5 Author

    No la conocí a ella si a su marido,ya en democracia. Después de mi retorno al país. Sus nombres siempre aparecen en los diversos relatos de los inicios de la lucha anti dictadura aquí en iquique ,fueron dos grandes que se nos han ido ya tendrán ellos el lugar que se merecen

    Responder

  • Ximena Brain

    10 octubre, 2018 #6 Author

    Presente ahora y siempre!!! Por siempre en mi corazón y mi consecuencia!!!

    Responder

  • Olivia carvajal

    10 octubre, 2018 #7 Author

    No la conocí personalmente, pero conozco a su hija, Gianina y puedo dar fe de que esos valores y sensibilidad fueron bien transferidos a su decendencia. Porque las manos de pan y ternura de la Marita -como dice Serrat- “bordaron la esperanza y nos volvieron la fe en una nueva primavera”

    Responder

  • Carolina Zárate Cayo

    10 octubre, 2018 #8 Author

    Un día llegó a la consulta donde yo trabajaba, me cautivó su sonrisa cordial, se presentó y dijo que necesitaba un box para hacer un informe, a la salida le pregunté cuanto se cobra por este servicio? me respondió: nada, es una familia pobre que lo necesita, y me sorprendí de su generosidad. La vida quiso que después trabajara en su centro médico, donde compartimos durante años, y aprendí a querer y a respetar a esa mujer menudita con una fuerza y temple maravilloso, cuando regaló su notebook a un muchacho que lo necesitaba más que ella volví a sorprenderme, más cuando regaló su auto porque declaró que no lo usaría mas, ya no me sorprendí, cuando la escuché diciéndole a la Glorita, mi nieta, que las mujeres no éramos incubadoras y sólo debíamos ser madres porqué así lo deseábamos, entendí que ella era diferente, estaba hecha de una materia noble, especial, que muy pocos poseen. Tantas veces consoló mi pena por la pérdida de mi hijo, me ayudó en el trabajo, sintiendo siempre su apoyo y además me expresó su estimación. Un día nos despedimos, viajaba a Valparaiso, a operarse dijo, estaba feliz y recibí un sincero y fuerte abrazo. Fue la ultima vez que compartimos.
    Quizo el azar, o tal vez ella misma lo decidió, que partiera hacia la perfección, en gloria y majestad el mismo día en que se conmemoraban los 30 años del triunfo del NO, movimiento en el destacó por su valiente participación.
    Por tantas oportunidades de charlas de la vida y más, gracias, gracias estimada Señora Maria por haberla conocido y por haber tocado mi vida, la quiero mucho y sé en el momento que me corresponda tocar el umbral del reencuentro, usted estará esperándome junto a los míos.
    Carolina, su secretaria.

    Responder

  • Jaime Dávila

    10 octubre, 2018 #9 Author

    En esta semblanza sobre Marita , me permito agregar : costurera , constructora aficionada , cocinera mágica ( porque multiplicó los panes cuando fue necesario) , repostera frustrada , abogada implacable de causas justas. No resisto el impulso , querida cuñada , de saludarte con un ” compañera Marita , presente , ahora y siempre”.

    Responder

  • María Isabel Rodriguez Siles

    10 octubre, 2018 #10 Author

    Amada y respetable tía… la amaremos x siempre 😍… gracias x sus sabios y buenos consejos, fue un pilar fundamentable en mi vida y en la de mis madre y tías… la atesoraré el resto de mi vida 😍

    Responder

  • Andrés Ibáñez

    10 octubre, 2018 #11 Author

    Mujer maravillosa y valiente. He aprendido de ella indirectamente, por la relación que construyó con parte importante de mi familia directa. Marita vivió siempre mirando para adelante y sus pensamientos fueron siempre acciones dirigidas hacia el bien común. Mujer ejemplar que ha logrado lo que no todo mundo logra, que es trascender en nuestra historia.

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *