Edición Cero

Hemos recibió una declaración de apoyo, tras el caso que recibió la Corte de Apelaciones de Iquique, donde se invoca el derecho al olvido,... Movimiento “También Somos Iglesia”,  apoya a este Portal y defiende acceso a la información en caso de “derecho al olvido”

Hemos recibió una declaración de apoyo, tras el caso que recibió la Corte de Apelaciones de Iquique, donde se invoca el derecho al olvido, para que este portal baje una información del año 2012, que alude a un proceso donde se investigaba a una persona por ejercicio ilegal de la profesión de abogada.

La carta señala:

Nuestro apoyo y solidaridad en la causa de defender el “derecho a la información”. En un mundo donde la falta de moralidad y ética profesional fomenta la corrupción y la mediocridad,  tu trabajo periodístico contribuye al bien común y es una voz autorizada en el medio regional.

Por otra, el mentado “derecho al olvido” puede constituirse en un instrumento ambiguo y arbitrario en estos días.

Por un lado, puede ser un recurso para limpiar la imagen de un pasado poco grato para la persona que lo solicita. Pero debemos recordar que todas nuestras acciones –sean correctas e incorrectas, sean justa e injustas, sean verdaderas o falsas- tiene una consecuencia práctica y quedan instaladas en el tiempo y por mucho tiempo. Cada cual debe hacerse cargo de las irresponsabilidades, errores y equivocaciones del tiempo pasado.

Señalar que no podemos pretender olvidar el pasado con un simple “derecho al olvido”, ya que eso implica asumir –consciente o inconscientemente-  el hecho ocurrido en el ayer. Una vez aprendí, que la “justificación agrava la falta” y en este caso, el “derecho al olvido” agrava –ella misma- su delito ante la opinión pública.

Por otro, ¿qué pasaría si los delitos de lesa humanidad se acogieran al “derecho al olvido”?. La memoria histórica no se puede borrar con un mero decreto o ley.

Firma la misiva, Leonel Reyes Fernández, por el Movimiento “También Somos Iglesia”, regional Iquique.

No hay comentarios.

Sea la primera persona en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *