Edición Cero

Héctor Marín Rossel/ Presidente de AFEPI (*) Hoy conmemoramos 45 años del golpe cívico militar, fecha en que las Fuerzas Armadas y Carabineros derrocaron... Mensaje AFEPI al conmemorarse 45 años del golpe cívico militar

pelu marinHéctor Marín Rossel/ Presidente de AFEPI (*)

Hoy conmemoramos 45 años del golpe cívico militar, fecha en que las Fuerzas Armadas y Carabineros derrocaron a sangre y fuego a nuestro Presidente constitucional, Doctor Salvador Allende Gossen

Recordar ese martes 11 de septiembre, un día gris inusual en Iquique, es traer cientos de recuerdos de nuestros compañeras y compañeros detenidos en el campo de concentración de Pisagua.

Cuando por las radios locales escuchábamos listados de nombres de hombres y mujeres que debían presentarse, porque la junta militar ya instalada en el poder, comenzaba sus largos años de dictadura que arrojaría la vergonzosa cifra de miles de torturados, desaparecidos, exiliados, exonerados políticos a lo largo de nuestra patria.

Recuerdo que en un primer momento podíamos divisar a nuestros familiares detenidos, cuando nos apostábamos frente al desaparecido Regimiento de Telecomunicaciones, lugar y centro de torturas y exterminio de los detenidos políticos de Iquique y de la pampa. Así nos fuimos conociendo los familiares sin pensar nunca que sería la última vez que veríamos vivos a nuestros seres queridos. Esa larga noche oscura duró 17 años, y para nosotros es un pasado presente, porque siguen siendo detenidos desaparecidos; y nosotros seguimos esperando justicia por nuestros fusilados.

El Estado de Chile y sus instituciones no han funcionado en la búsqueda de la verdad y la justicia, al contrario, han fomentado la impunidad. Con leyes que por años duermen en el Congreso, una reparación insuficiente a los sobrevivientes de los campos de concentración

Humillaciones y ofensas gratuitas desde el propio Congreso. Basta recordar cómo el diputado Urrutia de la Udi, nos calificó como “terroristas con aguinaldo” al retirar el gobierno actual, el proyecto de ley de un bono miserable de reparación y por única vez. Los conversos indican que el Museo de la Memoria es un montaje… le costó caro ese comentario al Ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, la movilización de las agrupaciones de DDHH, escritores y el mundo de la cultura. Todos juntos, logramos su renuncia.

Esta lucha constante por la verdad y la justicia hoy nos enfrenta a una acusación constitucional, en contra de 3 supremos que dejaron en libertad a 7 genocidas y se le está acusando por notable abandono de deberes. Que los asesinos y torturadores de nuestros familiares, entren a la cárcel de 5 estrellas de Punta Peuco a edades avanzadas no es culpa nuestra, ellos han vivido en total impunidad hasta llegar al extremo de que cuando se les notifican las condenas que son irrisorias frente a los delitos cometidos, se fugan. Hay más de 100 fallos de la Corte Suprema de genocidas libres, sin pasar un solo día de cárcel. Eso es impunidad y contra esas injusticias luchamos.

Hoy se cumplen exactamente 41 días de una denuncia puesta en Fiscalía en Santiago, por un testimonio entregado por un ex carabinero, indicando que en un pique de hospicio habría osamentas de tenidos desaparecidos, nos enteramos por la prensa de esa situación. Como familiares, solicitada entrevista con la Subsecretaria de DDHH, para saber de primera fuente sobre esta denuncia; y nos indica que soy yo el que debo trasladarme, por mis propios medios para conversar con ella. Eso es favorecer a la impunidad y no apoyar a las familiares en su búsqueda de nuestros detenidos desaparecidos.

Ustedes nos conocen, saben de nuestra lucha y son parte de ella también con sus abrazos, apoyos muy necesarios por tantos años de búsqueda incesante de la verdad y la justicia; somos personas de paz que anhelamos y soñamos con un Chile distinto, donde nadie sobre, donde nadie desaparezca, sea prisionero o asesinado por pensar distinto. Esa es nuestra lucha guiada por amor a nuestros familiares, nunca la venganza ni odios.

Hemos llegado a todas las Instancias, entrevistas con los Presidente de la República, ministros de Estado, Poder Judicial, Parlamento; hasta nos hemos reunido con el Papa Francisco en su visita a Iquique, pero pese todos nuestros esfuerzos seguimos esperando una respuesta y sin saber Dónde Están

Seguiremos hasta el último día de nuestras vidas para que las nuevas generaciones sepan lo sucedido en Chile, y para que nunca más se repita esta historia negra que enluta a nuestra querida Patria.

(*) Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y Desaparecidos de Iquique y Pisagua.

No hay comentarios.

Sea la primera persona en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *