Edición Cero

Con la intención de hacer un acto de memoria, que reivindique la figura del abogado Julio Cabezas Gacitúa, ejecutado en Pisagua y quien fuera... Nuevo Sitio de Memoria, honra figura de abogado Julio Cabezas Gacitúa: “Que su ejemplo trascienda en el tiempo”

Con la intención de hacer un acto de memoria, que reivindique la figura del abogado Julio Cabezas Gacitúa, ejecutado en Pisagua y quien fuera procurador del Consejo de Defensa del Estado, cuyo ejemplo de vida trascienda en el tiempo, fue el propósito de levantar un busto en su honor y una placa recordatoria, en el tradicional sector de la plaza de justicia de Iquique.

Así, 44 años después que el ilustre abogado procurador, del Consejo de Defensa del Estado fuera asesinado durante la dictadura, cuenta hoy con un  espacio donde se le recuerda y se le homenajea permanentemente.

Vale recordar Cabezas, procurador del Consejo de Defensa del estado, se entregó voluntariamente luego de ser llamado por bando militar. Fue trasladado a Pisagua como prisionero político y desde su celda, fue sacado el 11 de octubre de 1973. Sus restos fueron encontrados en la fosa clandestina , descubierta el 2 de junio de 1990.

SITIOS DE MEMORIA

La iniciativa la impulsó la Corporación de Derechos Humanos y Sitios de Memoria de Tarapacá, CODEHSIMET, que preside Luis Caroca, ex prisionero político de Pisagua.

El dirigente, es un permanente activista de los derechos humanos, quien ha impulsado marcar distintos sitios de memoria en la ciudad. Uno de los más emblemáticos es el monolito que se levanta a la vera del camino del que fuera el regimiento de Telecomunicaciones.

Destacó Caroca, el apoyo irrestricto de la Municipalidad, que limpió el lugar, sacó una pileta destruida y habilitó lo necesario para instalar el monolito.  “El alcalde Mauricio Soria, Roberto Varela y sus equipos, por el trabajo realizado y el amor puesto en esta causa”. Otro de los colaboradores fue Jrvoj Ostoij, quien confeccionó las placas recordatorias que complementan la obra.

ENTREGA VOLUNTARIA

Destacó Caroca que instalar allí “en el centro de lo que es la justicia en Iquique, reviste de gran importancia porque rescatamos la memoria de un buen hombre, de un funcionario público ejemplar, que se dedicó con mucha lealtad a su juramento y sus principios. Dedicó su profesión a trabajar en pro de la corrupción en nuestra ciudad, en los años 70”.

Recordó que en esos años había mucho desabastecimiento, producto del tráfico de alimentos, de bandas organizadas que sacaban los productos a Bolivia y Perú, para convertirlo en dólares y dedicarlo al narcotráfico.  “Esto es algo que está probado, donde hubo sanciones a prominentes empresarios de Iquique. También se demostró que había nexo con personeros de la justicia, que también fueron sancionados, siendo uno de ellos Mario Acuña”, que tras el golpe se transformó en el Fiscal del campo de prisioneros de Pisagua.

Precisamente, el abogado Cabezas, representando al Consejo de Defensa del Estado, realizaba intensas investigaciones para desmantelar estas redes de narcotráfico, teniendo en la mira  al mismo Acuña, con quien se vio a la cara en Pisagua, donde Julio Cabezas llegó como prisionero político, pese a que no militaba en ninguna colectividad

“Creemos que tenemos una deuda y que de alguna u otra forma hemos empezado a recuperar con este sitio de memoria que hemos inaugurado. Esto, esperamos que sea un gran mensaje no sólo en temas de derechos humanos, sino que también para los funcionarios públicos, especialmente por tantas acciones contrarias a la probidad que ocurren hoy”, concluyó Caroca.