Edición Cero

Radio Cooperativa/Mediante una declaración pública, difundida al cabo de más de cuatro horas de reunión en su sede del centro de Santiago, la directiva... Inversiones del Partido Socialista: Aunque haya sido legal, fue un error, dice Elizalde

Radio Cooperativa/Mediante una declaración pública, difundida al cabo de más de cuatro horas de reunión en su sede del centro de Santiago, la directiva nacional del Partido Socialista reaccionó de manera oficial a la polémica desatada tras conocerse las inversiones realizadas por la tienda durante los últimos años en una serie de empresas, tanto reguladas como no reguladas.

Según reveló anoche un reportaje de Ahora Noticias, la tienda invirtió la indemnización que recibió por los bienes expropiados durante la dictadura en numerosas compañías, varias de las cuales han sido cuestionadas e incluso están involucradas en casos de financiamiento irregular de la política.

 El detalle menciona a SQM, Pampa Calichera, Aguas Andinas, Esval, CGE, AES Gener, SalfaCorp, Masisa, Arauco, Sonda, Autopista del Sol, Autopista Vespucio Norte, Braskem, Banco Pine, Caja de Compensación Los Andes y Caja de Compensación La Araucana.

Nunca un dirigente o militante de nuestra organización se ha visto beneficiado personalmente por dichas inversiones. Efectivamente, aunque haya sido una práctica legal, constituyó un error realizar determinadas inversiones que fueron terminadas en su oportunidad“, dice la declaración (ver archivo adjunto).

“Transparencia autorregulada”

La nota señala en su primer punto, tal como se explicó, que “los recursos financieros de que dispone el Partido Socialista provienen de las indemnizaciones que (…) recibió, en reparación y compensación, por los centenares de bienes que fueron requisados y expropiados ilegalmente por la dictadura de Pinochet”.

Continúa señalando que “la gestión financiera de dicho recursos ha seguido un camino de creciente transparencia autorregulada”, donde “el año 2003 se creó una comisión de patrimonio responsable de administrar y conservar esos recursos con independencia de la Mesa Directiva”, y luego la gestión “fue mandatada a una entidad financiera externa, encargada de adoptar las decisiones de inversión, con indicaciones de privilegiar instrumentos de renta fija“.