Edición Cero

En el marco del día nacional del teatro, el festival internacional de teatro y danza FINTDAZ, celebró en grande junto a autoridades, invitados especiales... Con obras de teatro y un documental FINTDAZ celebró el día nacional del teatro

En el marco del día nacional del teatro, el festival internacional de teatro y danza FINTDAZ, celebró en grande junto a autoridades, invitados especiales y artistas locales.

La producción de esta 10ª versión de festival de teatro y danza, no quiso quedar fuera de esta gran celebración nacional en el día del teatro, y para ello, presentó en su escenario principal del hemiciclo del Teatro Municipal dos maravillosos espectáculos. El primero fue Nómadas, de la compañía La llave Maestra, en una co producción chileno-española, trabajo dirigido por Edurne Rankin García, que con una puesta en escena de teatro visual, encantó a todo el público.

Otelo, el clásico shekspiriano, fue el segundo montaje a cargo de la compañía nacional “Viajeinmóvil”, dirigido por el destacado director Jaime Lorca, que junto a su teatro de objetos culminó la celebración del día nacional del teatro, siendo ambos espectáculos aplaudidos por un emocionado público.

Documental

Dentro de la programación de la jornada, la producción del festival exhibió el documental “mierda mierda” del periodista iquiqueño, Gabriel Valenzuela, quien se sumó a las actividades y en conjunto con el festival celebraron el día nacional del teatro, fecha designada por el natalicio del gran actor chileno Andrés Pérez.

El trabajo audiovisual “Mierda, mierda”, fue realizado el año 2016 y es un rodaje que aborda temáticas culturales y relacionadas directamente con el teatro, desde el punto de vista de la realidad que los actores chilenos viven en nuestro país, aportando con datos duros y con una investigación plasmada en un delicado trabajo audiovisual.

Para el periodista local es realmente un orgullo poder exhibir por primera vez el trabajo audiovisual en su ciudad natal, además que el protagonista del documental también es iquiqueño y el trabajo fue apoyado por la Municipalidad de Iquique a través de la beca Sixto Rojas.