Edición Cero

Al candidato presidencial le sigue lloviendo sobre mojado. La empresa Bancard, parte de su “family office” invirtió en un proyecto minero que finalmente no... Piñera en su laberinto de cristal: la ambición minera que lo aleja de La Moneda

Al candidato presidencial le sigue lloviendo sobre mojado. La empresa Bancard, parte de su “family office” invirtió en un proyecto minero que finalmente no se realizará. Y los tribunales rechazaron el recurso de su defensa para impedir que se acogiera el requerimiento del diputado comunista Hugo Gutiérrez para que se investigara sus nexos mientras era presidente. Otra mala semana para ser candidato.

Quizás Sebastián Piñera no quiera saber nunca más sobre un proyecto minero, esto luego que el minera Dominga, en el que él habría intervenido para beneficiar la inversión de su family office, le podría costar su intención presidencial.

El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago rechazó el recurso de reposición presentado por la defensa del ex Jefe de Estado para revocar la admisibilidad de la petición del diputado Hugo Gutiérrez (PC) para ampliar la investigación en contra de Piñera en el caso Bancard con la arista Dominga.

No solo eso, además, la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo rechazó la resolución de calificación ambiental (RCA) del proyecto minero de la empresa Andes Iron, que buscaba construirse en la comuna de La Higuera.

Ni pan ni pedazo

La inversión fue riesgosa para su capital político y finalmente no se realizará. Todo atribuible a la acción del diputado comunista, lo que desde la fundación de Piñera Avanza Chile fue calificado como “oscuras y cobardes actuaciones políticas”.

A juicio de Andrés Chadwick, ex ministro del Interior de Piñera y presidente de la fundación, la querella “carece absolutamente de todo fundamento, se presenta sólo por razones políticas y significa una burda utilización de la Fiscalía y el Poder Judicial, instituciones financiadas por todos los chilenos”.

“No existe en los hechos descritos por la querella, que es una mera copia de un artículo periodístico, irregularidad alguna y los hechos descritos son absolutamente legales y legítimos”, acusó el ex vocero de Gobierno.

Los groupies de Piñera

Para Álvaro Castañón, director de la fundación Multitudes y ex miemrbo de la comisión Engel, que el proyecto haya tenido dos golpes (judicial y medioambiental) solo puede significar que “la forma en que se ha venido obrando vulnera derechos fundamentales de las comunidades y las personas y se está poniendo los interés económicos por sobre derechos que ya venían siendo disminuidos por un modelo neoliberal que la Constitución establece. Cuando se viene abusando del sistema, uno debería reconocer y moderar el tema, en vez de desvalorizar los tribunales, que son la base del Estado de Derecho”.

Sobre porqué Piñera sigue liderando las preferencias presidenciales, a pesar de los escándalos, Castañon dice que “las encuestas y percepciones políticas que se están dando sobre los candidatos, son sumamente reducidas. La gran mayoría de los chilenos no está ni ahí de opinar sobre ellos porque ninguno los motiva. Cuando nos reducimos sobre las bases, al reducto de militantes qué opinan, obviamente los candidatos son incombustibles, porque son sus groupies los que opinan”.

El “escudero” de Piñera

La bancada socialista presentó el requerimiento en la Cámara de Diputados para conformar la comisión investigadora del caso Dominga. El jefe de la instancia, Juan Luis Castro (PS), destacó que el acto judicial da cuenta de “la propia justicia considera que el conflicto de interés del ex presidente Piñera tiende más allá del curso normal”.

“La señal que da la justicia es que hay méritos para seguir investigando, de lo contrario habría desestimado, habría acogido el recurso y queda ahí. La justicia es distinta, y eso habla que la hipótesis de la Nueva Mayoría sobre las responsabilidades eventuales de Sebastián Piñera de conflicto de interés en el proyecto Dominga tienen asidero y deben ser investigado”, agregó.

Sobre las críticas de Chadwick a la justicia, el diputado Castro dice comprender que él “actúa más como familiar de Piñera y como escudero. A la justicia ahora la critico o alabo según me convenga o no. Viene de una persona que fue autoridad durante ese gobierno, pero entiendo que su rol es defenderlo a como de lugar”.

Queda claro que Piñera transita por un frágil camino -así como de cristal- que en cualquier momento se puede trizar y provocar una caída de sus intenciones políticas.