Edición Cero

Carlos Aubert Burgos/ Periodista Reg. Colegio de Periodista 3.615 Con la presentación en el salón Convenciones de la ZOFRI, concluyó el período del concierto de película... Orquesta Sinfónica Regional se desgrana

Carlos Aubert Burgos/ Periodista Reg. Colegio de Periodista 3.615

Con la presentación en el salón Convenciones de la ZOFRI, concluyó el período del concierto de película de la Orquesta Sinfónica Regional de Tarapacá, actuación que superó todas las expectativas, porque fue una presentación realmente cinematográfica.

Desde los primeros acordes que es la característica de las películas de la Metrogolden Mayer, para que haga su entrada triunfal su director titular, Rodrigo Ossandón Acuña, portando una de las máscara de los soldados del imperio. El programa de película mostró los temas centrales de la Guerra de las Galaxias, con la Marcha Imperial, el Tema de Leia y el tema de Yoda, acompañados por las imágenes de cada una de las escena donde se resalta la música de esa película. Con ello se nota una verdadera preocupación de presentar en escena una producción de película.

El programa continuó con el tema central de Indiana Jones, Los Cazadores del Arca Perdida, la Suite del Gladiador, para continuar con el tema principal de Superman, luego los recuerdos de las mejores películas de James Bond, como el tema de 007 y los Juegos de Troncos, la que tuvo los arreglos del joven maestro iquiqueño, Bernardo Ilaja.

Las casi 200 personas que llegaron al Convenciones, salieron maravilladas al ser testigo de la calidad de la orquesta regional, que nada tiene que envidiar a las grandes sinfónicas de las principales capitales del mundo.

Lamentablemente, dicho grupo está en peligro y empezó a desgranarse, por los constantes atropellos e incertidumbre que rodea a los músicos, al no saber qué pasará con el futuro de la orquesta, porque no hay claridad para su continuidad.

El año pasado su ejecución estaba bajo la responsabilidad de la CORDUNAP, pero por problemas administrativos de esa corporación, perdió la posibilidad de seguir bajo su alero. Los últimos meses del 2016, fueron caóticos y de un constante “peloteo”, para los integrantes de la orquesta. Este año su ejecución se encargó a la Corporación de Desarrollo Tarapacá, quien estará a cargo de la orquesta por un período de tres meses. Como primera medida adoptaron reducir el sueldo a todos los músicos, situación que molestó a sus componentes.

Dicha medida y los constantes dimes y diretes llevaron a que algunos de sus integrantes determinaron guardar su instrumento y dejar la orquesta. Es así como ya abandonó el grupo un violinista. Luego lo hará el oboe, le seguirá uno de las violas y otros componentes del grupo, lo que significa que Iquique perderá la posibilidad de tener un excelente referente de la cultura y de la música seria.

Lamentablemente se perderá una gran oportunidad, sino se toman los resguardos necesarios y las autoridades que correspondan, adopten las medidas necesarias para mantener la orquesta, que constituye un verdadero lujo para la región y en especial para Iquique. Estoy seguro que cualquiera ciudad le gustaría tener a este grupo, que en el corto tiempo de vida a demostrado que es un producto de exportación.