Edición Cero

El Consejo de Monumentos Nacionales aprobó la solicitud de declarar al Campo de Prisioneros Tres y Cuatro Álamos, ubicado en la comuna de San... Centro de torturas Tres y Cuatro Álamos será designado Monumento Nacional: “se trata de un largo anhelo de los presos políticos que estuvieron ahí”

El Consejo de Monumentos Nacionales aprobó la solicitud de declarar al Campo de Prisioneros Tres y Cuatro Álamos, ubicado en la comuna de San Joaquín, como un Monumento Nacional. La decisión implica, en la práctica, ampliar el decreto que actualmente protege la Casa de Administración y el patio del recinto. Recordar que Tres y Cuatro Álamos fue uno de los más emblemáticos centros de represión durante la dictadura militar.

Historia

El recinto de detención fue utilizado entre 1974 y 1977 por Carabineros y la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina) que tenía una doble condición: un recinto de detención de opositores abierto, en el cual se reconocía a los detenidos, cuyos familiares podían visitarlos y conocer las condiciones en que se encontraban; y por otra parte Cuatro Álamos, un recinto clandestino donde no se reconocía la detención de los disidentes con lo cual estos quedaban expuestos a torturas y desaparición.

Se estima que por el recinto de detención pasaron unas 6 mil personas, muchos de los cuales figuran en la lista de Detenidos Desaparecidos.

La solicitud fue planteada por la Corporación Tres y Cuatro Álamos que expuso la necesidad de proteger este vestigio material de violaciones a los derechos humanos. La aprobación será enviada próximamente al Ministerio de Educación para la dictación del decreto respectivo.

Reacciones

Quien comentó la resolución fue Ossiel Núñez, representante de los sobrevivientes y de la Corporación 3 y 4 Álamos.

“Les quiero pedir a los miembros del Consejo que nos acompañen apoyando convertir este sitio de memoria en Monumento Nacional. Los sitios de memoria son una contribución muy importante para la educación en materia de derechos humanos”, indicó Núñez.

Respecto de la historia reciente Ossiel Núñez indicó que: “los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla, no repitamos esta historia”, aseguró.

Ángel Cabeza, director de la Dibam y vicepresidente ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, se refirió a la situación.

“Lo que hacemos es otorgar protección a la totalidad del recinto en el entendido que debemos procurar su preservación en el tiempo para las futuras generaciones, independiente del uso que tenga en la actualidad como centro del Sename, en relación a esto último existe toda la comprensión institucional del caso, de hecho el compromiso es generar un plan de manejo para compatibilizar las funciones”, dijo

Conversamos con el abogado de Derechos Humanos Nelson Caucoto, quien comentó la relevancia de la designación.

“Me parece que se trata de un largo anhelo de los presos políticos que estuvieron ahí. Se debe recordar que tanto 3 como 4 Álamos eran el camino hacia el exterminio, siendo el último lugar conocido de muchas personas en dictadura”, indica el abogado.

“Este país tiene que construir la verdad y honrar su memoria para que nunca más sucedan estas cosas y para educar a las nuevas generaciones sobre las cosas que se cometieron en este tipo de lugares. Es un gran reconocimiento para los ex presos, quienes dejaron una lección de dignidad a pesar del dolor al que fueron sometidos”, dijo Caucoto.

Consultado sobre otros lugares que deberían ser también considerados como Monumento Nacional, el abogado describió.

“Venda Sexi, José Domingo Cañas, Irán con Los Plátanos, Londres #38, siendo estos los lugares que conocemos en Santiago. Se debería hacer el recorrido por regiones para reconocer estos lugares. No debemos olvidar que se debería hacer con las dependencias de la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea, lugar que también fue utilizado para torturar. Se debe hacer público, para los funcionarios, el reconocimiento de los abusos que se cometieron en ese lugar”, concluyó Nelson Caucoto.

Conversamos sobre el tema con Higinio Espergue Córdova, Presidente del directorio de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi.

“Este es un paso y un gran avance por la lucha de la memoria por las cosas que sucedieron en nuestro país. Cuando muchos intentar borrar esto, el reconocimiento que se hace es sumamente relevante. Recordar que por este centro pasaron cerca de 6 mil personas”, explicó Espergue.

“Yo estuve en este recinto un tiempo, y este reconocimiento es algo simbólico y reparador. Sin embargo este es solamente el primer paso, pues nosotros creemos que Tres y Cuatro Álamos debe ser considerado como un sitio de memoria y de cultura, para así poder establecer la cercanía de la ciudadanía con la memoria reciente”, argumentó.

“Hay varias solicitudes de lugares para ser Monumento Nacional, como es el caso del Centro de Detención de Puchuncaví. Eran unas cabañas de veraneo de la CUT, las que con el golpe se transformaron en centros de detención. Por este lugar rotaron un promedio de 400 a 600 personas. Creemos que se debe declarar como Monumento Histórico y que sea entregado a los sobrevivientes para así desarrollar una lucha sobre la verdad y la justicia y también sobre los Derechos Humanos”, indicó el dirigente.

Fuente: Cambio 21