Edición Cero

Ante la crisis en que entro el movimiento de empleados públicos, luego que la Cámara de Diputados volviera a rechazar el reajuste al sector público... ANEF y CUT se tomaron la Intendencia Regional y condicionaron su salida al retiro de las fuerzas policiales

4Ante la crisis en que entro el movimiento de empleados públicos, luego que la Cámara de Diputados volviera a rechazar el reajuste al sector público de 3,2% propuesto por el Ejecutivo, en Iquique dirigentes de la ANEF y de la CUT, realizaron una acción de toma de la sede del Gobierno Regional de Tarapacá, para evidenciar su descontento.

Los manifestantes cerraron por dentro y con cadenas, las puertas de la Intendencia, por lo que las fuerzas policiales, provistas de «napoleones», no pudieron cortar las cadenas.  Se apostaron en el frontis de la sede del gobierno regional a la espera de la orden de desalojo.

Ocurrida la toma,  empezaron a llegar distintas personas a solidarizar con los manifestantes, por lo que se empezó a congregar gran cantidad de personas. Finalmente, los funcionarios en toma, aceptaron deponer la acción de toma, pero condicionaron ello, a la retira de los funcionarios policiales, que finalmente hicieron abandono del lugar,  en los buses institucionales.

EN EL CONGRESO

Según consignó El Mostrador, tras el rechazo en la Cámara, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, expresó que «esto es fruto de los desaciertos del Ejecutivo. Acá se señaló, por parte de la Presidenta de la República, que los trabajadores del sector público no iban a quedar sin reajuste y, sin embargo, por la incapacidad de diálogo del ministro Valdés, ya no solo con el sector público, los trabajadores y dirigentes de la mesa, sino que también con los parlamentarios, hoy está viviendo el peor de los bochornos que podría vivir un Gobierno. Por segunda vez, en el marco de un veto, el Gobierno sufre una derrota aplastante».

Asimismo, aclaró que «nosotros no podemos sentirnos satisfechos con que hoy día no exista reajuste. Por lo tanto, el llamado es claro, aquí hay un único camino, el Ejecutivo debe garantizar reajuste para los trabajadores, y ese reajuste debe ser discutido por la mesa del sector público y por los parlamentarios, de lo contrario no va a haber ninguna posibilidad de que efectivamente este tema se pueda destrabar».

Además, Figueroa presionó al Gobierno frente al desempeño del ministro de Hacienda y señaló que «más allá de si hoy día es el tiempo de las renuncias o no, lo que es claro es que la estrategia y la política con que el ministro Valdés ha enfrentado las negociaciones con los trabajadores está fracasada. Y, por lo tanto, es un camino que ya no puede prosperar, si sigue él siendo interlocutor no puede hacerlo sobre la base de este camino. Lo cierto es que si él pretende insistir en esto, debieran cambiar los interlocutores», y añadió que Valdés «no es un interlocutor válido hoy día, lo importante es que el Gobierno y la Presidenta comprometieron reajuste y eso no se está cumpliendo por los desaciertos de sus propios ministros».

Por su parte, el presidente de la Confusam, Esteban Maturana, indicó que «este paro se mantiene. Después de la tremenda agresión que hemos sufrido en el Parlamento, ordenada por un presidente de la Cámara de Diputados, de estirpe socialista, no podemos más que reaccionar con mucha energía».

También se refirió a las gestiones del ministro Valdés y dijo que «las cuentas hay que pasárselas a un Gobierno que ha sido incapaz de construir un acuerdo, a un ministro que equivocó las cuentas y que pretende que los trabajadores del sistema público le resuelvan un problema que él creó».

El presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, manifestó que «esta es una responsabilidad del Gobierno y principalmente del ministro de Hacienda por su tozudez, por no escuchar, por no dialogar».

OTRA ARISTA EN IQUIQUE

La toma de la Intendencia en Iquique, se produjo justo cuando en la Intendencia se realizaría una reunión de las diversas organizaciones de DDHH, y la autoridad regional, ésta vez, representada por el intendente (s) Francisco Pinto. La mayor parte de los representantes de estas organizaciones subieron al encuentro que finalmente no se concretó, mientras que otros decidieron permanecer en el hall de la Intendencia, sumándose a los trabajadores en toma, en consideración que alertados por un eventual desalojo, que finalmente no ocurrió, sostuvieron que aquello también era una afrenta a los derechos humanos.

La reunión se concretará en las próximas semanas, ya que esa es una Mesa que viene funcionado para avanzar en las acciones tendientes a relevar la temática de derechos humanos.

Ver transmisión en directo de Cristian Jamett

https://www.facebook.com/cristian.jamett/videos/10210574351932417/