Edición Cero

Con el descubrimiento del  cuadro oficial del Decálogo de los Derechos de las Mujeres en Procesos Judiciales de Violencia de Género, en la sala... Presentan Decálogo de Derechos de las Mujeres en Procesos Judiciales de Violencia de Género

Dec Logo
Con el descubrimiento del  cuadro oficial del Decálogo de los Derechos de las Mujeres en Procesos Judiciales de Violencia de Género, en la sala de atención de público del Cuartel de la Policía de Investigaciones de Iquique, la Intendenta de Tarapacá, Claudia Rojas Campos, dio a conocer el sentido de esta importante iniciativa del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

En compañía del Prefecto de Investigaciones, Jefe I Región Policial de Tarapacá, Óscar Rosas Bahamonde, la Directora del Servicio Nacional de la Mujer Sernameg, Patricia Pérez Zamorano y autoridades regionales, resaltaron este documento elaborado dentro del Plan Nacional de Acción en Violencia contra las Mujeres 2014 – 2018, el cual es coordinado por el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género.

La Intendenta de Tarapacá, Claudia Rojas, recordó que entre los delitos que fueron priorizados en el Comité Regional de Seguridad Pública que ella encabeza, la violencia intrafamiliar es uno de ellos. “La violencia hacia la mujer es una situación de la cual nos tenemos que hacer cargo como sociedad, por lo que yo quisiera destacar que en el Gobierno de la Presidenta Bachelet, los temas en materia de género han sido atendidos de manera importante; tanto, que ya tenemos un Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, cumpliendo así con el compromiso presidencial”.

Además, hizo un llamado a acortar la brecha en cuanto al respeto hacia las mujeres y destacó la existencia del nuevo Decálogo en las oficinas públicas de atención. “Los últimos hechos delictuales son preocupantes y tenemos que ser nosotras como autoridades, como mujeres, también los hombres, la sociedad completa; quienes digamos no a la violencia”.

Además, el mensaje también es a las mujeres a informarse de los derechos que les asisten cuando son víctimas de violencia, es un derecho no solo a denunciar, sino que también a ser bien tratadas, a no ser culpabilizadas por los relatos que realicen, a ser protegidas cuando así lo requieran.

 El prefecto de Investigaciones, Jefe I Región Policial de Tarapacá, Óscar Rosas Bahamonde, dijo que “es una gran responsabilidad de que las autoridades regionales hayan considerado a la PDI, no sólo para exhibir este decálogo sino también cumplir con cada uno de sus acápites. Por supuesto nos comprometemos  a trabajar de forma mucho más en un ilícito tan sensible como es la violencia de género”.

La directora del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género de Tarapacá, Patricia Pérez Zamorano, señaló que “este Decálogo de los derechos de las mujeres en los procesos judiciales de violencia de género, es una contribución a que las mujeres conozcan cuáles son sus derechos y puedan ejercerlos de mejor manera.  Sabemos que para las mujeres que viven violencia no es fácil tomar la decisión de denunciar. En promedio, demoran 7 años desde que viven la primera agresión, hasta que efectúan la primera denuncia. Si a esto se suma el desconocimiento en torno a los procesos judiciales, la decisión se vuelve aún más difícil”.

Tras el fin de las intervenciones se realizó el descubrimiento del cuadro oficial en la sala de atención de público del Cuartel de la Policía de Investigaciones de Iquique, ubicado en ubicado en Salvador Allende 2901.

CONTENIDO

A nivel  latinoamericano, este Decálogo es uno de los primeros en la región en pronunciarse sobre los derechos en los procesos  judiciales de las mujeres para los casos de “violencia de género” (Belem do Pará) y está basado en el concepto de la “Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar   la Violencia contra la Mujer”

 Recoge el concepto de violencia contra la mujer, más allá del espacio doméstico, abarca por tanto la que ocurre en el ámbito público y privado, y todas sus manifestaciones física, psicológica,  económica, sexual y sea quien la ejerza, incluso del que pueden ser víctimas las mujeres privadas de libertad.