Edición Cero

Un notable progreso de cómo actuar y  cumplir las labores inherentes a una situación de emergencia, quedo en evidencia en la realización del simulacro... Simulacro de terremoto y tsunami en Centro de Cumplimiento Penitenciario de Iquique

Simulacro
Un notable progreso de cómo actuar y  cumplir las labores inherentes a una situación de emergencia, quedo en evidencia en la realización del simulacro de terremoto y tsunami desarrollado en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Iquique, cuya finalidad fue conocer la respuesta y acciones de las internas y de los propios funcionarios.

La actividad fue coordinada por la jefa operativa de la unidad, mayor, Jéssica Jiménez y el capitán Rodrigo Morras, encargado de  prevención de riesgo de la dirección regional. La alarma que rodeo la unidad, indicó el inicio de la actividad, donde se produjo el traslado de las internas desde sus módulos a la zona de seguridad y de preparación, esperando la orden de evacuar, la que corresponde a la autoridad de emergencia de la ciudad.

Toda esa labor se cumplió rápidamente, ayudada  por la disposición y colaboración de parte de las internas. Las funcionarias y funcionarios a cargo del ejercicio, cumplieron adecuadamente con las instrucciones entregadas con anterioridad.

Al concluir el ejercicio, otra práctica que se resaltó fue la cuenta de la población, que en cuestión de minutos se entregaron los antecedentes requeridos, permitiendo que la población volviera oportunamente a sus habitaciones y sus quehaceres habituales en la unidad.

Además, como en cada uno de esos ejercicios, se cumplió con la reunión de coordinación para entregar la evaluación de lo desarrollado. La mayor Jessica Jiménez, resumió la labor como simple, porque no hubo fuego y destacó la oportuna reacción de todo el personal que asumió sus puestos establecidos para ayudar a las internas a la preparación en el caso de la evacuación.

Entre las falencias que se encontraron, se destacó la falta de distintivo como chaleco para quien asume el liderazgo en el área técnica de la unidad. Además, faltó una coordinación entre los monitores de Gendarmería con las de Integra y lo otro fue que las madres no deben correr cuando van con sus hijos en brazos.

Dicho ejercicio, correspondió a la programación mensual que tiene que cumplir el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Iquique, el que fue calificado de ordenado, rápido y muy positivo.

FUENTE: Prensa Gendarmería