Edición Cero

A pocos días de Semana Santa, la Seremi de Salud junto a Sernapesca y el Servicio de Impuestos Internos fiscalizaron los locales de venta de... En Mercado Centenario partieron fiscalizaciones sanitarias previa a Semana Santa

fis semanaA pocos días de Semana Santa, la Seremi de Salud junto a Sernapesca y el Servicio de Impuestos Internos fiscalizaron los locales de venta de pescados y mariscos en el Mercado Centenario, inspeccionando las condiciones de los productos para su comercialización.

La seremi de Salud, Patricia Ramírez, enfatizó el llamado a la comunidad para que consuman pescados y mariscos cocidos durante esta festividad religiosa, para evitar así el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por alimentos.

En este sentido, la autoridad recordó que desde fines del año pasado se ha detectado la bacteria Vibrio parahemolyticus en tres caletas y en aguas del borde costero de Iquique, por lo que la comunidad debe tomar las medidas preventivas como comprar sólo en lugares establecidos.

Fiscalización

Las fiscalizaciones preventivas de Semana Santa comenzaron el 21 de marzo por los profesionales de la Unidad de Control de Alimentos del Departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud y hasta la fecha son sesenta los procedimientos realizados en pescaderías, caletas, el Mercado Centenario, distribuidoras y en transporte.

En estas fiscalizaciones se han decomisado 67,75 kilos de productos, tales como peroles, ceviches y mariscos pre-cocidos, debido a su procedencia clandestina, no mantener la cadena de frío y por estar en descomposición.

Recomendaciones

Los consejos de la Seremi de Salud para consumir mariscos y pescados de forma segura son:

Hervir los pescados y mariscos por al menos 5 minutos, no basta con lavarlos.

Comprar y consumir los Productos del Mar sólo en lugares autorizados.

Mantener los pescados y mariscos refrigerados a menos de 5º C y separados de otros alimentos, para evitar la contaminación cruzada.

Lavarse las manos antes y después de manipular alimentos y después de ir al baño.

Lavar las superficies y utensilios de cocina que han estado en contacto con alimentos de riesgo antes de usarlos nuevamente.

Evitar la contaminación cruzada, manteniendo separados los alimentos crudos de los cocidos.

Recordar que el jugo de limón no cuece los alimentos.