Edición Cero

El 02 de junio de 1990, a pocos meses de restablecida la democracia en Chile, se descubrió una fosa común en las cercanías del... Recuerdan hallazgo de fosa clandestina en Pisagua

fosaEl 02 de junio de 1990, a pocos meses de restablecida la democracia en Chile, se descubrió una fosa común en las cercanías del cementerio de Pisagua que contenía los restos de al menos 19 prisioneros del campo de concentración de esa localidad y que habían sido ejecutados sumariamente por las fuerzas represivas de la dictadura.

Para conmemorar tal hecho el Partido Socialista organizó por segundo año una romería y homenaje a los caídos durante el régimen militar. La actividad se realizó este domingo y congregó a representantes de partidos políticos de la Nueva Mayoría, organizaciones de Derechos Humanos y amigos y familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos.

El Intendente de Tarapacá, Mitchel Cartes Tamayo, asistió al acto entregando también el saludo de la Presidenta Michelle Bachelet. “A la distancia, la Presidenta envió un saludo fraterno a todos quienes perdieron a alguien y siguen luchando porque se esclarezcan hechos que como país nos avergüenzan, pero que nos llaman a trabajar para que nunca más vuelvan a ocurrir”.

Al acto asistieron unas doscientas personas quienes sortearon el difícil camino para llegar hasta el cementerio de Pisagua, al lugar exacto donde fue hallada la fosa y donde hoy se emplaza un memorial.

Momentos de recogimiento se vivieron cuando algunos familiares y amigos de los fallecidos dirigieron algunas palabras. Ema Marín, quien conoció a varios de las personas que fueron encontradas en Pisagua, señaló que hace 24 años vivieron momentos muy dolorosos, pero también de tranquilidad. “Encontrarlos fue una satisfacción después de tanta búsqueda. A través de estos actos nunca serán olvidados y con estos homenajes siempre estarán presentes”.

Por su parte, el presidente de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y Detenidos Desparecidos de Iquique y Pisagua, Héctor Marín, sostuvo que “tuvo el privilegio de haber conocido muchos de ellos, siempre los veía como trabajaban y que tenían una convicción y sueños por tener un mejor país. Eso quedó borrado, pero su memoria no”.