Edición Cero

Se define como un sobreviviente del Campo de Prisioneros Políticos de Pisagua y desde tal posición ha desarrollado una incansable lucha por esclarecer lo... Ex prisionero de Pisagua: “Fuimos víctimas y testigos de las atrocidades que se cometieron”

freddy alonsoSe define como un sobreviviente del Campo de Prisioneros Políticos de Pisagua y desde tal posición ha desarrollado una incansable lucha por esclarecer lo ocurrido en el viejo puerto. Inclusive, en agosto de 2004 y tras años de recopilación de antecedentes e investigaciones, editó el libro ”La Verdad de Pisagua”.

Se trata de Freddy Alonso Oyanadel, iquiqueño, ex alumno del Liceo de Hombres, Técnico en Administración Pública, militante del MAPU, en los años setenta, trabajador de Emporchi, quien ayer prestó declaración ante el ministro de Fuero, Mario Carroza, que investiga los muertes y detenciones ocurridas en Pisagua, las cuales están contenidas en el proceso caratulado como “Michel Nash y otros”.

Freddy Alonso fue detenido en Iquique en noviembre de 1973, tras ser exonerado de Emprochi-Antofagasta, donde se desempeñó hasta septiembre de ese año. Permaneció en Pisagua durante un año y  después cumplió condena de arraigo en Iquique por otros dos años.

Ha declarado numerosas veces en los proceso de Pisagua tanto en Iquique como en Santiago y ahora lo hizo ante el ministro Carroza. “Fui preparado y le llevé gran cantidad de documentación, porque lo único que quiero es que se sepa toda la verdad de lo ocurrido en Pisagua”.

Alonso tuvo tuvo la oportunidad de conversar directamente con el ministro Carroza, porque así, en un contexto de diálogo, fue el encuentro que sostuvo con el ministro. “La idea es seguir entregándole antecedentes reales y con respaldo documental de los años de investigación que he llevado desde que pasé por el Regimiento Telecomunicaciones y por el Campo de Concentración de Pisagua presentándole esquemáticamente el desarrollo de los acontecimientos acaecido en Iquique y Pisagua. Le expresé al ministro que las declaraciones de cada ex – preso político que declaró anteriormente, es de gran ayuda a esta causa que cerca de 40 años hemos seguido esperando”.

Relató que como sobreviviente del Campo de Concentración de Pisagua, tanto a los Ministros anteriores, Juan Guzmán, Calvo, Billard y ahora el ministro Carroza, les ha prestado cuidadosas declaraciones “que corresponden a testimonios reales que nos pasó a nosotros y lo que presenciamos en vivo y directo de los horrores vividos. Por Pisagua, pasó la mentalidad enfermiza del nazismo, practicamente se desarrolló una suerte de morbosidad y sadismo de parte de nuestros custodios: golpizas, flagelaciones, torturas, simulacro de fusilamiento y ejecuciones propiamente tales”.

Estima que cada uniformado “se extralimitó en su accionar brutal, cometiendo la tortura y el asesinato” (ejecuciones).
“Tiempo atrás lo dije y hoy lo reitero, porque en honor a la verdad, algunos oficiales evitaron ser actores de primer orden en las acciones que se llevaron a cabo; ya que la responsabilidad recae en aquellos que participaron directamente, que fueron capaces de elegir, autores de sus propios actos ante el desprotegido prisionero político”.

“Aquellos uniformados que llegaron a cometer tales brutalidades, hoy no pueden mantener la cara en alto; han sido capaces de negar sus responsabilidades y volcar su culpabilidad en terceros, al menor rango o al uniformado fallecido”

 Autora: Periodista Anyelina Rojas Valdés