Edición Cero

Comunicaciones SAG/Con el propósito de dotar al Complejo Fronterizo de Colchane con modernas instalaciones que permitan hacer frente al crecimiento en el flujo de... SAG inauguró nuevo albergue en Complejo Fronterizo de Colchane

fotoinaug1Comunicaciones SAG/Con el propósito de dotar al Complejo Fronterizo de Colchane con modernas instalaciones que permitan hacer frente al crecimiento en el flujo de pasajeros y transportes de carga que ha experimentado este paso, tras la puesta en macha del Corredor Bioceánico que une Brasil, Bolivia y Chile, se inauguró en este paso el nuevo albergue del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

La ceremonia de inauguración fue encabezada por la Intendenta de la Región de Tarapacá, Luz Ebesperguer, el director nacional del SAG, Aníbal Ariztía y la directora ejecutiva del Centro de Energías Renovables (CER), María Paz de la Cruz.

El nuevo albergue que permitirá mejorar los estándares de habitabilidad para todo el personal del SAG Tarapacá que se desempeña en condiciones de altura, está emplazado en 251 metros cuadrados, correspondiendo a una estructura modular que permite su traslado, convirtiéndolo en una infraestructura móvil e independiente, capaz de generar su propia energía mediante el uso de las energías renovables no convencionales.

El proyecto que demandó una inversión sectorial de 198 millones de pesos, contempla un total de 14 habitaciones con sistema de calefacción y sus respectivos baños, además de equipamientos para cocina, comedor y sala de juegos. De igual forma, incorpora el uso de las energías limpias con la instalación de 3 termos solares capaces de entregar 500 litros de agua caliente por día; 10 paneles solares para generar 1.700 watts y  20 baterías de 15 amperes, suficientes para permitir iluminar el albergue completo.  A ello que se suma 1 generador eólico, que cumple la función de dar un back-up o respaldo a la carga de baterías.

Luz Ebensperguer, Intendenta de la Región de Tarapacá señaló que el proyecto se enmarca en el Plan Frontera Norte, diseñado e impulsado por el Gobierno, el cual tiene como uno de sus objetivos centrales evitar el contrabando en frontera, que en este caso, pueden poner en riesgo la sanidad de la agricultura y ganadería de Chile, las cuales forman parte de un eje económico vital para el país.