Edición Cero

Prensa Obispado Iquique, desde La Tirana.- Cientos de devotos participaron  en la celebración donde el padre Yanko Pajkuric bendijo y consagró los trajes de... Nuevos bailarines devotos de la Virgen ya están con sus trajes bendecidos

Prensa Obispado Iquique, desde La Tirana.- Cientos de devotos participaron  en la celebración donde el padre Yanko Pajkuric bendijo y consagró los trajes de la nuevos bailarines, como la vestimenta que los danzantes podrán usar únicamente para la alabanza a Dios y la Danza religiosa.

El Santuario de la Virgen del Carmen se llenó de alegría, colores, cantos y la emoción de los fieles que empapados de su devoción a la “Carmelita”, llegaron para pedir la bendición del Señor en esta nueva experiencia de fe, el ser nuevos danzantes de los distintos bailes religiosos que participan de esta fiesta de la Virgen en su casa grande del Norte de Chile.

Durante la eucaristía, la asamblea fiel elevó sus plegarias quienes hoy presentron sus trajes nuevos ante el altar del Señor y por quienes ayudaron con cariño en su confección para que consagrados para la danza religiosa, lo cuiden y sepan llevarlos como verdaderos hijos de Dios en medio de los Bailes Religiosos.

También la oración fue dedicada por todos los presentes para que, renovados y revestidos con el traje de la fe en Cristo, puedan dar verdadero testimonio de fraternidad y caridad en medio de las realidades que a cada uno les toca vivir, además de pedir por todos los bailarines, para que siempre respeten sus trajes “porque son signos de su ofrenda a Dios”, dijo el padre Yanko.

En la oportunidad los mismos nuevos integrantes de los bailes religioso, junto al Pan y al Vino, pusieron ante el altar del Señor sus trajes como ofrenda, donde en dicho acto fueron ellos mismos quienes se ofrendaron a Dios con la fe que los trajo a esta Fiesta Grande y a querer danzarle a la Madre de Jesús.

Así con la emoción de los nuevos danzantes, en un momento de solemne oración, se comprometieron a ser fieles en sus promesas de cuidar y respetar su nueva vestimenta para la alabanza a Dios, “Que estos trajes sean el signo de su fe, la alegría de su esperanza en medio del cansancio y la donación con todas sus fuerzas en el amor a tí, y a los hermanos, donde descubrimos tu permanente visita”, dijo el padre Yanko.

“Que estos trajes sean el signo de compromiso con su sociedad, y se adornen con la virtud de la fraternidad, el respeto mutuo, la unidad, la mansedumbre, el amor a la iglesia y a todos los hombres. Padre santo, derrama sobre estos hijos tuyos tu bendición abundante”, finalizó el religioso franciscano.