Edición Cero

Más de quinientas personas asistieron a la liturgia para pedir por los enfermos, realizada por el Capellán de la Zona Pampa, padre Walter Sánchez,...

Más de quinientas personas asistieron a la liturgia para pedir por los enfermos, realizada por el Capellán de la Zona Pampa, padre Walter Sánchez, quien pidió la sanación de quienes están aquejados con algún mal, así como salud para todas las familias que llegan al pueblo de La Tirana a participar de la festividad de la Virgen del Carmen.

El sacerdote indicó que los enfermos “configuren sus vidas a los dolores de Cristo, y que  los dolores de Cristo van creando y generando vida. Además deben tener fe, pues Dios nos sorprende en nuestra vida a través de su amor”.

Asimismo, el padre Walter Sánchez reconoció el trabajo de quienes sanan las enfermedades, y quienes cuidan a los que tienen alguna dolencia, como personal de la salud, familiares, guardadores y voluntarios”, puntualizando que en todos ellos “se manifiesta nuestro Señor. En ese sentido, Dios siempre va sorprendiendo en la vocación de llamados, que nos dice que Él está presente”.

Procesión

Antes de concluir la misa, el clérigo salió del templo, acompañando a la imagen de la Virgen del Carmen, en un recorrido  por la explanada del templo, donde los asistentes también participaron cobijados bajo un largo velo de la Patrona De Chile, simbolizando el resguardo que presta “La Chinita”.

Luego de esta caminata, se ingresó nuevamente al templo para dar finalizada la eucaristía y seguir con la unción de los enfermos en la capilla de adoración del Santísimo y a la bendición de los peregrinos. (Comuniaciones del Obispado de la Diócesis de Iquique)