Edición Cero

Iván Vera-Pinto Soto. Cientista social, pedagogo y escritor.- El 11 de mayo marca una fecha significativa para los amantes del teatro en Chile, ya que... Día del Teatro Chileno

Iván Vera-Pinto Soto. Cientista social, pedagogo y escritor.-

El 11 de mayo marca una fecha significativa para los amantes del teatro en Chile, ya que se celebra el Día del Teatro. Más que una simple festividad, esta jornada representa un recordatorio del profundo valor que el teatro tiene para la sociedad chilena y una oportunidad para reflexionar sobre su impacto en la configuración de la identidad cultural del país.

La historia del teatro chileno es rica y diversa, remontándose a siglos atrás. Desde los primeros teatros coloniales hasta las más innovadoras producciones contemporáneas, el teatro ha sido un espacio donde se han explorado y expresado las diversas facetas de la experiencia humana en Chile. Ha actuado como un reflejo y tribuna de la comunidad, mostrando sus momentos de felicidad, tristeza, conflictos y la evolución general de los acontecimientos históricos.

El Día del Teatro no sólo es un momento para celebrar esta vasta tradición, sino también para reconocer el papel crucial que el teatro desempeña en la vida cultural y social de nuestro territorio. Nos recuerda que el teatro no solo entretiene, sino que también educa, promueve la reflexión y propicia la transformación. Mediante esta manifestación artística, se abren diálogos sobre temas significativos, se desafían las normas establecidas y se fomenta la empatía y la comprensión entre las personas.

Del mismo modo, este día es una ocasión para rendir homenaje y reconocer el arduo trabajo de los artistas, directores, productores y todos aquellos que hacen posible la magia del teatro en diferentes latitudes de la nación. Es un espacio para celebrar su ingenio, pasión y dedicación, así como para agradecerles por enriquecer nuestras vidas con sus interpretaciones y producciones.

Por lo demás, nos brinda la posibilidad de reflexionar sobre los desafíos que enfrenta el teatro nacional, como la falta de recursos financieros, la escasez de espacios adecuados y la necesidad de una mayor inclusión y diversidad en la industria teatral. Todos y todas, desde el gobierno hasta la sociedad civil, tenemos un papel que desempeñar en el respaldo y la promoción del teatro.

Es crucial que toda celebración vaya acompañada de acciones concretas que den nuevos bríos a la actividad, especialmente en el ámbito regional. Bien sabemos que, hacer teatro en provincia requiere de personas comprometidas con el arte y dispuestas a enfrentar retos con valentía, superando obstáculos de toda índole para llevar adelante sus proyectos y aspiraciones. La experiencia de las compañías regionales que han perdurado en el tiempo demuestra que la clave del éxito radica en un trabajo constante y riguroso.

A lo largo del tiempo, hemos visto cómo numerosos grupos teatrales nacen con entusiasmo, pero pocos logran mantenerse en escena. Las razones son diversas: falta de recursos económicos, carencia de espacios adecuados, problemas de liderazgo, conflictos internos, falta de organización, entre otros. En ciertas ocasiones, se ha afirmado que «sin financiamiento, no hay teatro», como si la creatividad dependiera exclusivamente de los fondos disponibles. Personalmente, considero esta sentencia discutible, ya que a menudo, los artistas son capaces de crear obras de calidad incluso en condiciones adversas, gracias a su talento y compromiso social con la comunidad.

En las regiones, la mayoría de quienes hacen teatro son aficionados, pues, lamentablemente, no reciben salarios por su trabajo, con todo, muchos son creadores experimentados que muestran un alto grado de responsabilidad con sus principios y valores. Son perseverantes en la búsqueda de sus objetivos, con estilos y discursos propios. Son exigentes en los contenidos de sus producciones y muestran una honestidad notable al resaltar la importancia de la identidad regional. Por supuesto, no todos los proyectos son de alta calidad, pues es lógico que los hacedores necesitan un constante respaldo en formación, perfeccionamiento y actualización.

Para lograr un avance significativo en el teatro regional, resulta fundamental contar con un respaldo institucional y ciudadano genuino y efectivo. Las agrupaciones no pueden subsistir únicamente con el entusiasmo de sus miembros y la gestión de sus líderes. En esa línea, es ineludible transformar el modelo subsidiario de la política cultural y establecer una política que financie proyectos a largo plazo y sustanciales, como la creación de escuelas de teatro, temporadas permanentes y el sostenimiento de grupos comunitarios.

Las instituciones responsables de fomentar la cultura en las comunidades también deben asignar recursos significativos a la creación y proyección de elencos estables y profesionales. La difusión de las actividades culturales debe realizarse de manera más adecuada, proporcionando información accesible al público en general.

En suma, la ausencia de una política cultural sostenida y el débil amparo institucional y ciudadano son factores que dificultan el desarrollo y crecimiento de este arte en regiones. A pesar de estos escollos, los teatristas, impulsados por su amor y pasión, se plantean nuevos retos artísticos y sociales. Son conscientes de que su trabajo es fundamental para enriquecer la vida cultural de sus comunidades. Por ende, corresponde a la sociedad reconocer y sustentar el trabajo artístico, mientras que a las instituciones públicas y privadas les compete proveer los recursos indispensables para su desarrollo y difusión.

En última instancia, el Día del Teatro es una celebración de la creatividad humana y del poder del arte para unir, inspirar y transformar. Nos recuerda que, incluso en los momentos más difíciles, el teatro puede iluminar el camino hacia un futuro más prometedor y esperanzador.

Por tanto, en este Día del Teatro Nacional, levantemos nuestras voces y aplaudamos a todos aquellos que hacen posible el milagro de este arte en el país y en Iquique. ¡Viva el teatro chileno! ¡Viva el teatro regional, hoy y siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *