Edición Cero

Carlos Graña Sarmiento, periodista.- La República Popular de China está  construyendo  un mega puerto en Chancay, Perú, un poblado al norte de Lima con... Chancay: Puerto de China en Sudamérica.

Carlos Graña Sarmiento, periodista.-

La República Popular de China está  construyendo  un mega puerto en Chancay, Perú, un poblado al norte de Lima con 63 mil habitantes. Apunta a ser la mayor terminal marítima del Pacífico sudamericano -por encima de los puertos peruano de Callao y chilenos de Valparaíso y San Antonio- y la principal vía de intercambio comercial entre el subcontinente y Asia.

Está ubicado en la provincia  Huaral de Lima.  Contará con las dimensiones y calado para recibir a los cargueros más grandes del mundo, que transportan más de 18.000 contenedores, gracias a su calado de 16 metros de profundidad.  Será un hub que redistribuirá las cargas de los países de Chile, Ecuador y Colombia. El proyecto cuenta con el respaldo del Ministerio de Transporte y Comunicaciones del Perú.

Con la construcción de este mega puerto el Perú se convertirá en la mayor ruta comercial para Sudamérica. Recibirá a los buques más grandes del mundo y busca convertirse en el mediano plazo en uno de los puntos de redistribución de mercancía más importantes de Sudamérica, consolidando al  Perú como la ruta más importante hacia el Asia, como el Centro económico para América Latina. Tendrá también parque logístico y la asignación de 800 hectáreas para la futura Zona Económica Especial en el eje Chancay-Ancón-Callao.

La primera etapa de su construcción contará con 4 muelles, pasará a 15 muelles, de acuerdo al movimiento del mercado.

Tendrá 3 componentes importantes: La zona operativa portuaria, el complejo de ingreso que incluye  el antepuerto vehicular, áreas de inspecciones de aduanas, oficinas, zonas de servicios logísticos, así como un túnel.

A marcha forzada, la compañía china Cosco Shipping Ports Changay Perú, uno de los colosos empresariales chinos, construye en Chancay, al norte de Lima, el puerto más grande del Pacífico sudamericano, situado en la costa central del Perú en el Pacífico Sur. La empresa constructora lo  quiere inaugurar los primeros cuatro muelles a fines de 2024.

El Terminal Portuario Multipropósito de Chancay será uno de los puntos preferentes para  transportar las materias primas que la región exporta a China, como cobre y otros minerales que Perú produce en abundancia. Las materias primas viajaran desde Chancay a Shangai a través  del Océano Pacífico.

Los primeros cuatro muelles del mega puerto de Chancay deberían inaugurarse  a finales del 2024 coincidiendo con la Cumbre de la APEC, el Foro Económico de los países del  Asia Pacífico, que se realizará en Perú en el 2024 y a la que se espera la visita del presidente chino, Xi Jinping. La Cumbre de los Líderes de APEC se llevará a cabo entre el 10 y 16 de noviembre, en Lima, Perú.

La obra  ha despertado expectativas por el impacto económico que tendrá y por el posicionamiento estratégico que le daría a Perú en el intercambio comercial entre Sudamérica y Pekín y con Asia en su conjunto, pero también genera preocupación por las consecuencias ambientales y sociales de su construcción.

La primera etapa implica una inversión de 1300 millones de dólares. El proyecto final consta de 15 muelles y una inversión total de más de 3500 millones de dólares. La empresa china señala que será el único puerto en la región al que podrán llegar grandes buques con 18 mil contenedores a plena carga.

La empresa que realiza la obra se llama Cosco Shipping, está controlada por el Estado chino y es propietaria del 60% del puerto. El otro 40 % es de la minera peruana Volcán, que lanzó el proyecto hace más de una década y en 2019 se asoció con los asiáticos. Cosco Shipping tiene presencia en 37 puertos en el mundo y es propietaria de más de 1300 buques.

El gerente de Asuntos Públicos de la constructora, Mario de las Casas, dice que Chancay se convertirá en un “hub” en Sudamérica que concentrará y distribuirá el comercio con Asia, reduciendo significativamente, al menos en diez días, el tiempo de traslado, impulsando así el comercio entre ambas regiones. Anuncia que buscan convertir este puerto en un punto clave para sacar los productos de Brasil por el Pacífico.

“La importancia del puerto en la región -dice de las Casas- es que va a ser la puerta de ingreso a la región del Asia. Perú se convierte en la llave de ingreso a Sudamérica. Se está haciendo un puerto de última tecnología, de alta eficiencia”. El funcionario resalta también la importancia estratégica que este puerto tiene para China porque “es parte de la ruta de la seda; China hace años viene invirtiendo en infraestructura logística en todo el mundo. Esto es parte de su plan mundial”, enfatizó  el ejecutivo.

La vasta obra ha sido inscrita en la llamada Nueva Ruta de la Seda, oficialmente iniciativa de la Franja  y la Ruta, un plan de inversiones masivas para construir grandes proyectos de infraestructura en todo el mundo lanzado por el presidente Chino Xi  Jinping en el 2013.

Durante mucho tiempo Perú ha sido un socio muy importante para China y su implicación ha sido bienvenida en Perú, por lo que el país se ha vuelto muy atractivo para las inversiones. China lleva años en una estrategia de proyección al exterior que impulsa a sus compañías a salir a buscar recursos naturales y mercados para la exportación de sus productos, y Perú ha sido importante  porque es un proveedor  de minerales, sobre todo cobre, del que hay mucha demanda en China.

Prueba de esa relación especial  es que China  se ha convertido en el principal socio comercial  del país andino, por delante de Estados Unidos, y el futuro puerto de Chancay está llamado a potenciarla. Es el único puerto en la región de la naviera estatal COSCO, que un  día fijó en El Pireo su puerta de entrada en Europa y ahora prepara su acceso  de mercancías a Sudamérica a través de Chancay.

El puerto griego del Pireo  considerado la gran puerta de entrada de los productos asiáticos a Europa, es uno de los ejemplos de la expansión de las empresas chinas en la red global de puertos. Como se recordará, después de la Gran crisis de 2008-2009, Grecia  tuvo que llevar a cabo reformas y privatizaciones para pagar sus deudas tras el rescate financiero internacional.

El gigante estatal chino, Cosco , vio una oportunidad para entrar  a la industria  portuaria de un país en crisis. Fue así como adquirió el 51 % del Pireo, bajo un acuerdo que le permitiría hacerse con el 67% cinco años después. Y eso ocurrió a comienzo de octubre del 2021.

Con esa operación ahora China  maneja uno de los puertos más importantes del mundo, ubicado en el cruce de Europa, Asia y  África.

El Terminal Portuario Multipropósito de Changay, que están construyendo China y Perú supone una inversión de 3500 millones de dólares. Es el primer puerto que China construye en Latinoamérica. La compleja obra de ingeniería  está en curso y el gobierno peruano espera atraer alrededor de un 50% de los cerca de US$580.000 millones que mueve cada año el comercio entre China y América del Sur. El Megapuerto es estratégico para el comercio con Asia. Esta infraestructura colosal supondrá un nuevo hito de la presencia e influencia de China en el Perú y en toda América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *