Edición Cero

Una de las viviendas pertenecía a la familia de connotados actores Jaime Torres Lemus fallecido, y Cecilia Millar Sanhueza, destacados por su aporte a... Incendio en casco antiguo de Iquique se lleva parte de la historia y memoria de la ciudad;  y de una familia comprometida con el arte, el teatro y los DDHH

Una de las viviendas pertenecía a la familia de connotados actores Jaime Torres Lemus fallecido, y Cecilia Millar Sanhueza, destacados por su aporte a la cultura, el teatro  la memoria y los derechos humanos, cumpliendo un rol clave en la resistencia. Inician campaña para la reconstrucción de la emblemática casa.

Anyelina Rojas Valdés.- Sin duda que la pérdida material, tras un incendio de proporciones, como conocemos los iquiqueños, provoca un daño irreparable en las familias, especialmente cuando pierden su casa, quedando sólo con lo puesto. Junto a esta pérdida material, hay también una pérdida desde lo emocional y la historia familiar, vecinal, personal.  Es el caso del inmueble ubicado en Ramírez 1366, destruida totalmente, en el siniestro ocurrido en la madrugada de este sábado de pascua, en Ramírez con Orella.

La vivienda fue adquirida en los inicios de su matrimonio, por el destacado profesor ya fallecido e Hijo Ilustre de Iquique, Jaime Torres Lemus -profesor y dramaturgo-,  junto a su familia Cecilia Millar Sanhueza, directora teatral, quien aún vive a sus más de 90 años.

La destacada artistas y luchadora social, estaba en la casa al momento del incendio, junto a su hija Yaniree, quien ya jubilada y también actriz, estaba al cuidado de su madre. Ambas salieron del lugar siniestrado, salvando ilesas y hoy se encuentran junto a familiares y despojadas de su hogar, convertido en cenizas.

 

RAMÍREZ 1366

La vieja casa, cuyo único testimonio en pie hoy, es parte de lo que fuera su fachada, se llevó no sólo el hogar que mantenía Cecilia Millar; también todos los recuerdos familiares, como fotografías y objetos de valor sentimental, muchos de los cuales daban testimonio de variadas experiencias asociadas a la cultura, la resistencia y el teatro.  reiteradamente esta casona fue lugar de encuentros de la resistencia iquiqueña; también sirvió como escenarios para ensayos de obras teatrales y de tertulias de quienes compartían la mirada crítica a la dictadura de Pinochet. Y por cierto, la acción.

Era común ver cómo el hogar de Cecilia y Jaime, se desarmaba para dejar espacio en el living o el comedor, para improvisar un escenario de teatro. O ser lugar de reuniones durante la dictadura.

La casa de Ramírez 1366, aumentada por los tres hijos de este matrimonio, -Jaime René, Vladimir y Yaniree-, fue uno de los epicentros de Iquique para resistir la dictadura y propagar la cultura.

LOS RECUERDOS

Desde Santiago, la destacada cantante iquiqueña, -Ximena Brain- nuera de Cecilia y el fallecido Jaime, casada con Vladimir, recuerda que en los años 70´, durante el gobierno de Salvador Allende, la casa de Ramírez 1366, se transformó en ese lugar de encuentro, especialmente por la importancia que el gobierno popular le daba al teatro y las expresiones artísticas, especialmente aquellas surgidas desde la base social.  Y es allí, donde Cecilia y Jaime, vuelcan toda su veta teatral y su compromiso con el gobierno, desde el arte.

Después del Golpe,  esa casa histórica, siguió siendo el epicentro de quienes resistían la dictadura e iniciaron la lucha por los derechos humanos.  De hecho, Cecilia fue parte de la directiva de organizaciones de DD.HH.

La directora teatral era hermana de William Millar Sanhueza, detenido desaparecido hasta hoy, quien sin imaginarlo unió su trágico destino al joven Jorge Marín Rossel, ambos socialistas. Estando detenidos en el Regimiento Telecomunicaciones de Iquique, pierden la vida tras inimaginables torturas y son finalmente desaparecidos. Esos crímenes intentaron ser encubiertos a través de un montaje, que luego sería denunciado por testimonios de ex presos políticos.

William era uno de los tertulianos que concurría habitualmente a la casa de su hermana y cuñado, compartiéndola pasión por el teatro, los sueños y la lucha por construir una sociedad mejor.

Pero no sólo ese dolor vivió Cecilia al perder a su hermano. Junto a Jaime, vivieron el dolor de la prisión política de su hijo Wladimir, en Pisagua; y en dos ocasiones. A los 17 años, y luego a los 26, cuando jóvenes principalmente de Santiago, eran enviados de nuevo, a ese campo de prisioneros, por participar en las protestas.

William Millar, además era el hermano de Cecilia, fue el padre de Lisabeth Millar, destacada dirigente hasta hoy de la AFEPI, organización que lucha para saber el paradero de sus familiares detenidos desaparecidos.

SOBRE JAIME TORRES

A unos pocos meses de su fallecimiento, en el 2013, la Municipalidad de Iquique designa como Hijo Ilustre  Jaime Torres Lemus, profesor normalista de la Escuela Normal Abelardo Núñez. Recibió el galardón su esposa Cecilia junto a sus hijos.

El decreto alcaldicio de su nominación, N° 1334 del 22 de noviembre de 2013 señala:

“… En el año 1954 comienza su apostolado de las tablas creando su propia compañía de Teatro con las que recorría los barrios apoyando una campaña para dotar de agua a las poblaciones iquiqueñas. Así levanta escenarios en Cavancha, Matadero, en la Sociedad de Artesanos, Centro Mutualistas y sindicatos de nuestro casco histórico, Colegio de Profesores, Museo Regional, Liga de Estudiantes y en escuelas donde ejercía como Profesor de Aula y Director”

“En los años 60, creó la Primera Compañía de Teatro Independiente Agrupación Teatral Iquique, antesala del Teatro Iquique Universidad del Norte, TIUN, del cual se retiró cuando se exigió en tiempos de dictadura que su esposa Cecilia Millar fuera retirada del grupo, creó además la agrupación del Teatro Independiente de la Unión de Profesores y en su trabajo en la Escuela N° 4 Plácido Villarroel y en la Escuela Artística Violeta Parra de la cual fue Director por 20 años dedicó su tiempo instando a sus alumnos a impregnarse del arte y la cultura”

“Jaime Torres junto a su esposa Cecilia Millar Sanhueza fueron poderosos protectores de los teatristas iquiqueños a los que acompañaron con sabiduría, con entrega, con pasión, con su amor por las tablas que aún perdura pese a su desaparecimiento.-

“Participó en Santiago y en Copiapó con la obra teatral «La Señora Charleston» y en ambas presentaciones ocuparon el primer lugar como Agrupación y Jaime fue galardonado en primer lugar como mejor actor. Uno de sus últimos trabajo fue la obra «Santa María del Salitre» con la dirección de su esposa y su Compañía de Teatro Iquique la que se presentó en el Teatro Municipal para el Centenario de la Sociedad protectora de Empleados de Tarapacá”.

CAMPAÑA SOLIDARIA

Familiares, amigos y cercanos de Cecilia Millar Sanhueza, han decidido realizar una campaña para reconstruir la casa de Ramírez 1366, principalmente por devolver el hogar a Cecilia y por levantar también ese ícono de la memoria iquiqueña.

Quienes se interesen en sumarse a la campaña, colaborar a  través de distintos medios pueden contactarse con Ximena Brain al whatSapp + 56 9 8431 6462

Se trata de honrar y ser solidarios con una familia insigne de Iquique. Ximena Brain recuerda que Cecilia trabajó como secretaria durante muchos años, pero tras la dictadura fue despedida de su fuente laboral.  Desde niña fue amante del teatro, teniendo muchas condiciones para las tablas, lo que desarrolló como directora teatral. Junto a Jaime sumaron su amor y esta pasión teatral.

Constituyeron una familia de clase media, que de a poco fue construyendo su casa y su hogar y desarrollando su afición teatral, en la dirección y la actuación. Jaime, además, inició la enseñanza del teatro en la Escuela Artística de Iquique, hoy “Escuela Artística Violeta Parra”.

OTRAS FAMILIAS

Si bien la campaña señalada, es por Cecilia Millar y su familia, la solidaridad de la comunidad iquiqueña debe extenderse para todos los damnificados, por los canales que se determinen o la respuesta espontánea de los iquiqueños y habitantes de la ciudad.

Quienes deseen colaborar con las otras familias afectadas, contactarlos directamente o por los medios que dispongan.

IMAGENES DEL INCENDIO

El incendio en Vivar con Orella, Iquique, afectó a lo menos unas 4 casas, que resultaron totalmente destruidas. Las llamas se habrían iniciado en una de las vivienda que estaba desocupada. Bomberos acudió al siniestro controlándolo más tarde e impidiendo que las llamas siguieran propagándose.
Registro del Reportero Gráfico Jorge Cerpa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *