Edición Cero

En una serie reciente de tres juicios, el Tribunal Oral de Iquique absolvió al mismo número de adolescentes, por no acreditarse la participación de éstos... En serie de tres juicios absuelven a adolescentes de Alto Hospicio luego de largos periodos de investigación

Defensora penal pública juvenil, Natalia Andrade.

En una serie reciente de tres juicios, el Tribunal Oral de Iquique absolvió al mismo número de adolescentes, por no acreditarse la participación de éstos en el delito por el cual fueron acusados. Todos estos casos fueron asumidos por la defensora penal pública juvenil, Natalia Andrade, quien, en audiencia, hizo notar los factores que llevaron a que sus representados pasaran por el trance de ser involucrados injustamente en los hechos imputados.

Los procedimientos cumplieron entre 31 y 11 meses desde que se produjeran los hechos que ameritaron la investigación penal hasta el consecuente juicio oral.

La absolución más reciente fue la de J.G., de 17 años de edad a la fecha del inicio de la investigación, a quien le atribuyeron participación en un asalto en Avenida la Pampa de Alto Hospicio ocurrido en agosto del año 2018. En la sentencia leída el viernes 26 pasado, el Tribunal Oral en lo Penal de Iquique dictaminó que la víctima sólo entregó descripciones “vagas e imprecisas” de sus atacantes, “no identificó a ningún sujeto en la primera diligencia de reconocimiento fotográfico” y tampoco concurrió al juicio oral, ante lo cual absolvió al acusado.

Otro adolescente que pasó por una vivencia similar fue L.F., de 17 años, quien fue sindicado como uno de los autores de un robo con violencia, el que sólo se denunció cinco días después. Sobre los acontecimientos ocurridos también en Alto Hospicio, en mayo del 2019, el tribunal destacó que los indicios aportados por la policía “resultaron no ser suficientes ni idóneos”.

Parecida fue la situación sobrellevada por R.M., de 17 años al momento de la denuncia, en abril del año 2020, puesto que se le acusó de participar en un robo con intimidación junto a un grupo que asaltó  a una familia en su domicilio. Para los jueces, el joven fue vinculado con los hechos denunciados sólo por “rasgos y características que, de acuerdo a las máximas de la experiencia, parecen comunes a muchos jóvenes de esta ciudad“. Los magistrados remarcaron que “tales antecedentes no parecen suficientes sino más bien escasos, limitados y muy generales como para endilgarle responsabilidad en el presente delito”.

La defensora juvenil, Natalia Andrade enfatizó que “en nuestro trabajo siempre se debe examinar la prueba y, en este caso, la misma resultaba ser deficiente. Jurídicamente hablando, eso siempre va a implicar una discusión en juicio oral y, afortunadamente, los resultados han sido buenos para los adolescentes que represento”.

En Tarapacá, los delitos con jóvenes involucrados mantienen un continuo descenso, registrándose el año 2020 sólo 465 casos, un 3,6 por ciento del total consignado en el periodo. Hace 10 años el porcentaje de menores de 18 años imputados por algún delito en la Región de Tarapacá era del 8,4 por ciento.

Los comentarios están cerrados.