Edición Cero

Leonel Reyes Fernández / Vizcaya, País Vasco-España.- Aniversario que conmemorar y hechos que lamentar. Hoy, 20 de noviembre 2020 se conmemora el aniversario 31... SENAME: La Convención de la Niñez y los Miserables de Chile

Leonel Reyes Fernández / Vizcaya, País Vasco-España.-

Aniversario que conmemorar y hechos que lamentar.

Hoy, 20 de noviembre 2020 se conmemora el aniversario 31 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño/a (1989).

¿Qué se ha hecho en materia de políticas públicas en Chile?

¿Quiénes son y qué representan los pobres para el actual sistema económico y político?.

El polifacético Víctor Hugo -político, poeta y novelista francés- escribió en 1862 su famosa novela “Los Miserables”. En ella retrata a la sociedad de ese entonces. La obra contiene una cruda realidad, pero a la vez una fina sensibilidad humana –por parte del autor- criticando la situación de la vida de miles y millones de pobres de la Francia del siglo XIX. Los pobres –por entonces- eran considerados los parias y los desamparados del sistema de vida en pleno auge de la Revolución industrial y de una sociedad burguesa indiferente al sufrimiento humano.

Tuvo que pasar más de un siglo para que llegara el 20 de noviembre 1989, fecha emblemática para que recién las naciones desarrolladas fijaran un acuerdo para defender los derechos a la infancia y adolescencia maltratada.

Estamos en pleno siglo XXI -con la revolución tecnológica en todo su apogeo- y aún persiste la mentalidad burguesa, utilitarista y mercantil -continuadora del incipiente capitalismo de la era industrial- solo que ahora desde un modelo de liberalismo económico cada vez más perfeccionado y globalizado como capitalismo financiero neoliberal.

El Estado chileno ha ratificado la Convención Internacional de los Derechos del Niño en 1990, pero en los hechos reales se sigue practicando la discriminación de clase y la marginación social. Y los últimos acontecimientos en una Residencia de SENAME -18 noviembre 2020, en la Comuna de Talcahuano, Región del Bío Bío- a través de un procedimiento armado de Carabineros dejó malheridos a adolescentes, señalando la evidencia de la calidad inmoral y anti-ética del actual (des) gobierno chileno.

Los pobres de Chile y las desigualdades estructurales.

Para entender esta injusticia histórica y su relación con la pobreza, es necesario tener en consideración los siguientes datos y hechos reales en Chile:

Primero, en  el actual sistema de vida económica y política en Chile se da más valor y prioridad a la “propiedad privada” que a las personas. Un dato importante –solo como ejemplo- Gendarmería de Chile en una estadística oficial señaló que entre 1980 y 2008 la población privada de libertad había aumentado de manera considerable, decir, de 15.230 presos en 1980, aumentó en el 2008 a la cifra de 48.855. Una investigación realizada por Doris Cooper entre 1994-2000 concluyó que el 90% de los presos en Chile están sancionados penalmente por haber atentado contra la propiedad, teniendo como origen la extrema pobreza urbana, generada por una economía informal alternativa e ilegal. Las cárceles están llenas de gente pobre. Las estadísticas de 2008 a 2020 no solo ha empeorado, sino que las cárceles siguen albergando a adultos y jóvenes indígenas y mestizos en calidad de presos políticos, pero sin aplicación de justo juicio, la gran mayoría de ellos, debido a las consecuencias del estallido social del18 de octubre en adelante.

Segundo, es que entre los presos en Chile existe discriminación de clase social y de trato especial por decisiones políticas del más alto nivel político. Por un lado, existen los indígenas y presos políticos que supuestamente atentaron contra la propiedad privada y pública, ahora cumpliendo duras sanciones de reclusión en cárceles públicas y concesionadas, sin juicio justo. Por otra, los violadores de los derechos humanos –uniformados, ex agentes de la inteligencia- gozan de la reclusión en cárceles especiales con privilegios tipo VIP: cabañas con baño privado, living, calefacción, acceso a Internet y teléfono, áreas verdes, piscina, cancha de tenis y un quincho para hacer parrilladas.  Véase, Penal Punta Peuco para corroborar. Es la expresión real y material de la desigualdad, injusticia, discriminación e insulto contra la pobreza de muchos. En otras palabras, se castiga duramente a los pobres e indignados contra el sistema de vida precaria y desigual, pero se es condescendiente con aquellos que atentan contra la vida humana. Casos de injusticias –en otros sectores de la vida social y económica- hay por decenas.

Tercero, en el  actual sistema de vida económica y política de Chile aún se recluye y se institucionaliza a niños, niñas y adolescentes menores de 18 años en un sistema cada vez más cuestionado: el Servicio Nacional de Menores – SENAME.

El SENAME y la doctrina de la Situación Irregular

Siempre –lo dicen los lingüistas especializados- que detrás de cada concepto subyace una carga significativa e ideológica. La cara visible de concepto SENAME expresa sentimentalismo, caridad, ayuda. Pero la cara invisible, aún en Chile  –en pleno siglo XXI- se esconde y se practica una doctrina obsoleta, perversa y de doble moral: la Doctrina de la Situación Irregular. Detrás del concepto SENAME  existe el concepto “menores”.

La última Convención Internacional sobre Derechos del Niño (1989) ha cuestionado el concepto “menor” por tratarse de una doctrina que fue aplicada a los sectores pobres en situación de marginación y de transgresores a la ley. Por otra, la doctrina de la situación irregular no considera al niño, niña y adolescente como persona en proceso de desarrollo, sino como un individuo que requiere ser “reformado” y “adoctrinado” en valores típico de una sociedad burguesa, positivista y neoliberal. Súmese su función correctiva y policiaca. Recordar que el SENAME depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humano, pero los juzgados (y la mayoría de sus operadores y jueces) también fueron formados en esta doctrina. Al SENAME llegan los pobres que el mismo sistema genera.

El mal llamado SENAME, necesita con urgencia –no solo un cambio de Nombre- sino una cirugía total e integral: que la futura Nueva Constitución Plurinacional de Chile aborde este tema y eleve a toda la franja de la niñez y adolescencia a un rango constitucional para preservar la vida y el desarrollo de esta humana y estratégico sector social; cambiar radicalmente el actual paradigma (de cómo percibo a los niños, niñas y adolescentes) a otra acorde con la doctrina de los derechos humanos.

Finalmente, como “guinda sobre la torta” el atentado armado sufrido en una Residencia del mal llamado SENAME por parte de intervención de Carabineros, no solo atentaron contra la niñez de nuestro país, sino –una vez más- contra la dignidad de los más pobres y contra el pueblo de Chile. No solo hay responsabilidades de Carabineros, sino también responsabilidades éticas y políticas: el Sr. Sebastián Piñera Echeñique debe renunciar!!!.

 (*) Es miembro activo del Colectivo político Mapuche “Por el Buen Vivir de Chile”.

Contacto: wallmapu.buenvivir@gmail.com

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *