Edición Cero

Tras batallar durante meses contra un cáncer terminal, falleció Keisy Vigoroux, 38 años,  presa política de la revuelta, quien no pudo estar juntos a... Dolor desgarrado por muerte en prisión de Keysy Vigoroux, presa política de la revuelta. Padecía de cáncer terminal y esperaba ser indultada

Tras batallar durante meses contra un cáncer terminal, falleció Keisy Vigoroux, 38 años,  presa política de la revuelta, quien no pudo estar juntos a sus hijos y familia, durante los últimos momentos de su vida. Padecía de un cáncer renal metastásico, en etapa terminal 4, detectado durante febrero de este año, mientras cumplía condena en el Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín.

Este miércoles 18 de noviembre se contemplaba una audiencia donde se vería el indulto presidencial en consideración a su grave estado y deterioro físico. La idea era estar junto a sus seres querido en la fase final de la enfermedad que la mantenía ya en muy malas condiciones y un estado de deterioro evidente.  El indulto era una lucha que venía dando la familia para llevar a Keysy de vuelta a casa.

La muerte de Keysy produjo múltiples reacciones en redes sociales, principalmente por el retraso en abordar el indulto que necesitaba en la etapa final de la enfermedad, impidiéndole estar junto a sus hijos. Ahora se levanta como una mártir por la lucha social en Chile y el mundo.

LA ZARZAMORA

En la Colectiva Feminista La Zarzamora se informó sobre el caso:

Debido a lo grave de su estado de salud y al ver lo rápido que avanzaba la enfermedad Keisy, junto a su familia comienzan una campaña para exigir su indulto, instancia en la cual compartieron e hicieron público el doloroso momento en que se encontraba la mujer de 38 años.

En videos podíamos observar su delgado cuerpo, recostado inmóvil sobre una cama. Sus compañeras de celda cuidaban de ella y registraban las yagas en su piel, producto de la negligencia de las instituciones ante su deteriorado estado de salud.

Esta mañana se llevó a cabo la Audiencia de Cautela de Garantías tan esperada, para discutir la resolución de la solicitud de indulto para Keisy, instancia en la cual se dio a conocer la triste noticia de su fallecimiento, ante la indolencia del sistema judicial chileno.

3 respuestas a “Dolor desgarrado por muerte en prisión de Keysy Vigoroux, presa política de la revuelta. Padecía de cáncer terminal y esperaba ser indultada”

  1. Fernanda dice:

    Cuál era el delito que se le imputó y que condena le dieron?

  2. Yesenia dice:

    Mlditos mil veces malditos